Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Ayuda a la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma


Lectura de la Palabra de Dios

Gloria a ti, oh Señor, sea gloria a ti

Ustedes son una estirpe elegida,
un sacerdocio real, nación santa,
pueblo adquirido por Dios
para proclamar sus maravillas.

Gloria a ti, oh Señor, sea gloria a ti

Primera Corintios 3,10-23

Conforme a la gracia de Dios que me fue dada, yo, como buen arquitecto, puse el cimiento, y otro construye encima. ¡Mire cada cual cómo construye! Pues nadie puede poner otro cimiento que el ya puesto, Jesucristo. Y si uno construye sobre este cimiento con oro, plata, piedras preciosas, madera, heno, paja, la obra de cada cual quedará al descubierto; la manifestará el Día, que ha de revelarse por el fuego. Y la calidad de la obra de cada cual, la probará el fuego. Aquél, cuya obra, construida sobre el cimiento, resista, recibirá la recompensa. Mas aquél, cuya obra quede abrasada, sufrirá el daño. El, no obstante, quedará a salvo, pero como quien pasa a través del fuego. ¿No sabéis que sois santuario de Dios y que el Espíritu de Dios habita en vosotros? Si alguno destruye el santuario de Dios, Dios le destruirá a él; porque el santuario de Dios es sagrado, y vosotros sois ese santuario. ¡Nadie se engañe! Si alguno entre vosotros se cree sabio según este mundo, hágase necio, para llegar a ser sabio; pues la sabiduría de este mundo es necedad a los ojos de Dios. En efecto, dice la Escritura: El que prende a los sabios en su propia astucia. Y también: El Señor conoce cuán vanos son los pensamientos de los sabios. Así que, no se gloríe nadie en los hombres, pues todo es vuestro: ya sea Pablo, Apolo, Cefas, el mundo, la vida, la muerte, el presente, el futuro, todo es vuestro; y vosotros, de Cristo y Cristo de Dios.

 

Gloria a ti, oh Señor, sea gloria a ti

Ustedes serán santos
porque yo soy santo, dice el Señor.

Gloria a ti, oh Señor, sea gloria a ti

Pablo recuerda a los corintios la unicidad y lo irrepetible del fundamento apostólico sobre el que se ha edificado la comunidad: Jesucristo. Pablo, hombre de extracción ciudadana y no campesina, utiliza la imagen de la construcción de la casa, que recuerda directamente la que utiliza Jesús al final del discurso de la montaña: la casa construida sobre la roca de la Palabra de Dios que resiste a los vientos, a la lluvia y a los torrentes. Cada uno edifica su vida, la personal y la comunitaria, sobre esos cimientos. El material puede cambiar: esto nos viene a decir que son muchos los modos de cambiar, son muchos –por ejemplo– los métodos pastorales, pero solo si se construye el hombre interior, solo si se edifica una comunidad evangélica, se podrá resistir al fuego de la historia y no quemarse rápidamente como la paja. Y en cualquier caso no se trata de una construcción cualquiera, sino del «templo de Dios». Este edificio se debe construir según la verdadera sabiduría, la del Evangelio, que el mundo no conoce y que no deja de obstaculizar y de combatir. Es fácil que también los discípulos se dejen atraer por la mentalidad del mundo, que en realidad es esclava de muchos ídolos ilusorios y falsos. Pablo advierte a los corintios: «¡Nadie se engañe!». Se pide a todos una actitud humilde y responsable. Sin embargo la humildad no es apartarse y cultivar la pereza, al contrario, es vanagloriarse no de uno mismo sino del Señor; no es acaparar para uno mismo sino sentirse responsable de todo el cuerpo de Cristo, de toda la comunidad. Todo pertenece al discípulo porque él es de Cristo.


20/02/2013
Memoria de los santos y de los profetas


Agenda de la semana
OCT
15
Domingo 15 de octubre
Liturgia del domingo
OCT
16
Lunes 16 de octubre
Oración por la Paz
OCT
17
Martes 17 de octubre
Memoria de la Madre del Señor
OCT
18
Miércoles 18 de octubre
Memoria de los apóstoles
OCT
19
Jueves 19 de octubre
Memoria de la Iglesia
OCT
20
Viernes 20 de octubre
Memoria de Jesús crucificado
OCT
21
Sábado 21 de octubre
Vigilia del domingo
OCT
22
Domingo 22 de octubre
Liturgia del domingo