Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Ayuda a la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma

Recuerdo de Floribert Bwuana Chui, joven congoleño de la Comunidad de Sant’Egidio asesinado por desconocidos en Goma porque se opuso a un intento de corrupción.


Lectura de la Palabra de Dios

Aleluya, aleluya, aleluya.

Este es el Evangelio de los pobres,
la liberación de los prisioneros,
la vista de los ciegos,
la libertad de los oprimidos.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Jeremías 3,1-11

Supongamos que despide un marido a su mujer;
ella se va de su lado
y es de otro hombre:
¿podrá volver a él?
¿no sería como una tierra manchada?
Pues bien, tú has fornicado con muchos compañeros,
¡y vas a volver a mí! - oráculo de Yahveh -. Alza los ojos a los calveros y mira:
¿en dónde no fuiste gozada?
A la vera de los caminos te sentabas para ellos,
como el árabe en el desierto,
y manchaste la tierra
con tus fornicaciones y malicia. Se suspendieron las lloviznas de otoño,
y faltó lluvia tardía;
pero tú tenías rostro de mujer descarada,
rehusaste avergonzarte. ¿Es que entonces mismo no me llamabas: "Padre mío;
el amigo de mi juventud eres tú?; ¿tendrá rencor para siempre?,
¿lo guardará hasta el fin?"
Ahí tienes cómo has hablado;
las maldades que hiciste las has colmado. Yahveh me dijo en tiempos del rey Josías: ¿Has visto lo que hizo Israel, la apóstata? Andaba ella sobre cualquier monte elevado y bajo cualquier árbol frondoso, fornicando allí. En vista de lo que había hecho, dije: "No vuelvas a mí." Y no volvió. Vio esto su hermana Judá, la pérfida; vio que a causa de todas las fornicaciones de Israel, la apóstata, yo la había despedido dándole su carta de divorcio; pero no hizo caso su hermana Judá, la pérfida, sino que fue y fornicó también ella, tanto que por su liviandad en fornicar manchó la tierra, y fornicó con la piedra y con el leño. A pesar de todo, su hermana Judá, la pérfida, no se volvió a mí de todo corazón, sino engañosamente - oráculo de Yahveh. Y me dijo Yahveh: Más justa se ha manifestado Israel, la apóstata, que Judá, la pérfida.

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

El Hijo del hombre,
ha venido a servir,
quien quiera ser grande
se haga siervo de todos.

Aleluya, aleluya, aleluya.

En la Biblia el amor de Dios por su pueblo a menudo se expresa como el amor del esposo por la esposa. Y demuestra una grandeza y una fidelidad que van más allá de lo que humanamente se puede esperar y más allá de lo que el creyente puede dar a cambio. Ante un amor así todos estamos siempre en deuda. Jeremías afirma que el Señor había repudiado a Israel a causa de la idolatría, entendida como una auténtica prostitución, por tanto, una traición del amor exclusivo con el que Dios lo había rodeado. La imagen de la prostitución es frecuente en la Biblia para describir la traición que Israel comete ante Dios, el esposo. Israel y Judá, las dos partes en las que se había dividido el reino de David, representan la totalidad de un pueblo que se había rebelado contra su Señor contaminando así la tierra. La rebelión de Dios tiene consecuencias incluso sobre la creación y sobre la naturaleza. Quien se aleja del Señor se seca como aquella tierra sobre la que deja de llover. Pero el Señor se presta siempre a escuchar el grito proveniente de los hijos que necesitan ayuda. Y no desprecia la oración de quien está necesitado. Sí, realmente el Señor es nuestro padre y también nuestro amigo. Podemos dirigirnos a él con las palabras: «Padre mio, tú, el amigo de mi juventud». Él no guarda para siempre su ira, no expulsa de su presencia a quien le tiende la mano. Pero la palabra profética nos advierte que no nos obstinemos en recorrer el camino del mal. Más bien, debemos aprender a buscar al Señor siempre, en todo momento y no solo en los momentos difíciles: cada día necesitamos su ayuda. Si escuchamos su palabra, descubriremos no solo que necesitamos salvación, sino también, y sobre todo, que el Señor tiene una respuesta buena y cariñosa.


08/07/2013
Memoria de los pobres


Agenda de la semana
OCT
22
Domingo 22 de octubre
Liturgia del domingo
OCT
23
Lunes 23 de octubre
Memoria de los pobres
OCT
24
Martes 24 de octubre
Memoria de la Madre del Señor
OCT
25
Miércoles 25 de octubre
Memoria de los santos y de los profetas
OCT
26
Jueves 26 de octubre
Memoria de la Iglesia
OCT
27
Viernes 27 de octubre
Memoria de Jesús crucificado
OCT
28
Sábado 28 de octubre
Memoria de los apóstoles
OCT
29
Domingo 29 de octubre
Liturgia del domingo