Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Ayuda a la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma

Día europeo de recuerdo de la Shoá.


Lectura de la Palabra de Dios

Aleluya, aleluya, aleluya.

Este es el Evangelio de los pobres,
la liberación de los prisioneros,
la vista de los ciegos,
la libertad de los oprimidos.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Marcos 3,22-30

Los escribas que habían bajado de Jerusalén decían: «Está poseído por Beelzebul» y «por el príncipe de los demonios expulsa los demonios.» El, llamándoles junto a sí, les decía en parábolas: «¿Cómo puede Satanás expulsar a Satanás? Si un reino está dividido contra sí mismo, ese reino no puede subsistir. Si una casa está dividida contra sí misma, esa casa no podrá subsistir. Y si Satanás se ha alzado contra sí mismo y está dividido, no puede subsistir, pues ha llegado su fin. Pero nadie puede entrar en la casa del fuerte y saquear su ajuar, si no ata primero al fuerte; entonces podrá saquear su casa. Yo os aseguro que se perdonará todo a los hijos de los hombres, los pecados y las blasfemias, por muchas que éstas sean. Pero el que blasfeme contra el Espíritu Santo, no tendrá perdón nunca, antes bien, será reo de pecado eterno.» Es que decían: «Está poseído por un espíritu inmundo.»

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

El Hijo del hombre,
ha venido a servir,
quien quiera ser grande
se haga siervo de todos.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Este pasaje evangélico está precedido por dos versículos que expresan el juicio negativo que los familiares de Jesús tenían de él. Ante las críticas que suscitaba por su obra, tratan de excusarle diciendo: “Está fuera de sí” (20-21). De facto, estos familiares desenmascaran esa extraña alianza que a menudo se crea entre los “parientes” y los escribas para detener la predicación de Jesús. Para los parientes Jesús está loco, fuera de sí, es un exagerado; para los escribas está poseído por el demonio. Esta última acusación es obviamente mucho más grave que la primera porque pone a Jesús del lado del enemigo de Dios. De hecho, actuaría por inspiración de las fuerzas malignas. Pero lo que no comprenden ni los parientes ni los escribas es por qué tanta gente acudía a Jesús. Y todos están contentos, felices y llenos de esperanza cada vez que lo escuchan. Es precisamente esto lo que fastidia a los escribas, los fariseos, y a sus propios parientes. El bien siempre crea también envidias, rompe equilibrios ilícitos o simplemente interroga, inquieta, pide una toma de postura. Y los fariseos de turno, o incluso los familiares, no soportan que Jesús, que el Evangelio, rompa los equilibrios establecidos por el propio egocentrismo, no aceptan que la vida escape de su control. Por eso tratan de muchas maneras de desacreditarlo delante de la gente. Querrían que ya nadie acudiese a él. ¡Cuántas veces todavía hoy se trata de desacreditar a la Iglesia, o a los simples creyentes, con mentiras y acusaciones del todo gratuitas! Jesús, sin embargo, rebate a los escribas después de haberles ridiculizado con el ejemplo de la casa dividida en sí misma. Invita a no confiar en las propias fuerzas y a no estar seguros de uno mismo, porque se corre el riesgo de subestimar la fuerza del mal y sucumbir ante él. Sólo Jesús es capaz de atar al fuerte (el mal) y por tanto de no dejarse burlar por él. Los pobres, los enfermos, los pecadores, se habían dado cuenta de ello y por eso lo buscaban, confiando en su compasión y en su fuerza. Es una gran lección también para nosotros, que muchas veces estamos tentados por la autosuficiencia y somos incapaces de invocar la ayuda de Dios.


27/01/2014
Memoria de los pobres


Agenda de la semana
OCT
15
Domingo 15 de octubre
Liturgia del domingo
OCT
16
Lunes 16 de octubre
Oración por la Paz
OCT
17
Martes 17 de octubre
Memoria de la Madre del Señor
OCT
18
Miércoles 18 de octubre
Memoria de los apóstoles
OCT
19
Jueves 19 de octubre
Memoria de la Iglesia
OCT
20
Viernes 20 de octubre
Memoria de Jesús crucificado
OCT
21
Sábado 21 de octubre
Vigilia del domingo
OCT
22
Domingo 22 de octubre
Liturgia del domingo