Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Ayuda a la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma


Lectura de la Palabra de Dios

Aleluya, aleluya, aleluya.

Este es el Evangelio de los pobres,
la liberación de los prisioneros,
la vista de los ciegos,
la libertad de los oprimidos.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Lucas 11,15-26

Pero algunos de ellos dijeron: «Por Beelzebul, Príncipe de los demonios, expulsa los demonios.» Otros, para ponerle a prueba, le pedían una señal del cielo. Pero él, conociendo sus pensamientos, les dijo: «Todo reino dividido contra sí mismo queda asolado, y casa contra casa, cae. Si, pues, también Satanás está dividido contra sí mismo, ¿cómo va a subsistir su reino?.. porque decís que yo expulso los demonios por Beelzebul. Si yo expulso los demonios por Beelzebul, ¿por quién los expulsan vuestros hijos? Por eso, ellos serán vuestros jueces. Pero si por el dedo de Dios expulso yo los demonios, es que ha llegado a vosotros el Reino de Dios. Cuando uno fuerte y bien armado custodia su palacio, sus bienes están en seguro; pero si llega uno más fuerte que él y le vence, le quita las armas en las que estaba confiado y reparte sus despojos.» «El que no está conmigo, está contra mí, y el que no recoge conmigo, desparrama. «Cuando el espíritu inmundo sale del hombre, anda vagando por lugares áridos, en busca de reposo; y, al no encontrarlo, dice: "Me volveré a mi casa, de donde salí." Y al llegar la encuentra barrida y en orden. Entonces va y toma otros siete espíritus peores que él; entran y se instalan allí, y el final de aquel hombre viene a ser peor que el principio.»

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

El Hijo del hombre,
ha venido a servir,
quien quiera ser grande
se haga siervo de todos.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Jesús acababa de liberar a un hombre poseído por un demonio "mudo". Impedir la palabra significa reforzar o, en cualquier caso, hacer más dura la soledad de quien la sufre. La comunicación a través de la palabra es uno de los pilares de la vida humana. Por eso, cuando aquel hombre fue liberado del demonio y pudo hablar, explotó la maravilla de la gente. Pero el espíritu del mal no se rindió, sino que reforzó su oposición a Jesús y al Evangelio. Toda la historia de Jesús y de sus discípulos de todos los tiempos es una historia de oposición y de lucha contra el mal. En este caso se trató de liberar a aquel hombre del mutismo, de la incapacidad de comunicarse con los demás. ¿Cómo no pensar en la triste situación de una gran parte de hombres y mujeres que son incapaces de entenderse, comprenderse y comunicarse? Si por una parte hoy es cada vez más fácil intercambiar noticias y conocerlas en tiempo real, no por ello es fácil que las personas, las etnias, los pueblos y los países se comuniquen realmente entre ellos. La globalización ha acercado a los pueblos pero no los ha hecho más hermanos entre ellos. Muchas veces estos levantan muros de incomunicabilidad y crecen las tensiones y los conflictos, en ocasiones dramáticos. El príncipe del mal opera para que la división y la enemistad crezcan. El Evangelio, por su parte, continúa invitando a los discípulos a estar atentos y a vigilar, a no cerrarse en sus recintos para no dejar campo libre al demonio de la incomunicabilidad. No son infrecuentes las acusaciones y las calumnias contra Jesús y los mismos discípulos. Era lo que hacían los fariseos. Pero Jesús continúa exhortando a todo el mundo a mirar los frutos de su misión y, podemos añadir, también los de los discípulos y de la Iglesia a lo largo de los siglos. Son estas obras de amor las que demuestran la presencia del "dedo de Dios" en la historia. Jesús es la presencia misma de Dios en la historia. Él es el hombre "más fuerte" que el "fuerte" maligno que entra en la casa, lo vence y lo desarma. La casa de la que habla el pasaje evangélico es el corazón de cada uno, es la comunidad cristiana, donde el amor es más fuerte que el mal. Y todo aquel que esté ciego ante este amor, en realidad se pone de parte del enemigo y se convierte en su necio siervo. Por eso Jesús afirma de manera intransigente: "El que no está conmigo, está contra mí; y el que no recoge conmigo, desparrama". Debemos estar atentos. La lucha contra el mal nos acompañará toda la vida. En ese sentido, ha habido quien ha hablado de cristianismo "agónico", es decir, en un continuo estado de lucha. El "espíritu impuro", dice Jesús, aunque se haya ido, intentará volver. Dramática es la situación de aquel que deja que el mal entre en su corazón por pereza y por la preocupación por las cosas vanas. Esta vez, añade Jesús, entrarán en el corazón "otros siete espíritus". Y la nueva situación es peor que la anterior.


10/10/2014
Memoria de Jesús crucificado


Agenda de la semana
OCT
15
Domingo 15 de octubre
Liturgia del domingo
OCT
16
Lunes 16 de octubre
Oración por la Paz
OCT
17
Martes 17 de octubre
Memoria de la Madre del Señor
OCT
18
Miércoles 18 de octubre
Memoria de los apóstoles
OCT
19
Jueves 19 de octubre
Memoria de la Iglesia
OCT
20
Viernes 20 de octubre
Memoria de Jesús crucificado
OCT
21
Sábado 21 de octubre
Vigilia del domingo
OCT
22
Domingo 22 de octubre
Liturgia del domingo