Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Sostiene la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma


Lectura de la Palabra de Dios

Aleluya, aleluya, aleluya.

Este es el Evangelio de los pobres,
la liberación de los prisioneros,
la vista de los ciegos,
la libertad de los oprimidos.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Génesis 17,1.9-10.15-22

Cuando Abram tenía 99 años, se le apareció Yahveh y le dijo: "Yo soy El Sadday, anda en mi presencia y sé perfecto. Dijo Dios a Abraham: "Guarda, pues, mi alianza, tú y tu posteridad, de generación en generación. Esta es mi alianza que habéis de guardar entre yo y vosotros - también tu posteridad -: Todos vuestros varones serán circuncidados. Dijo Dios a Abraham: "A Saray, tu mujer, no la llamarás más Saray, sino que su nombre será Sara. Yo la bendeciré, y de ella también te daré un hijo. La bendeciré, y se convertirá en naciones; reyes de pueblos procederán de ella." Abraham cayó rostro en tierra y se echó a reír, diciendo en su interior: ¿A un hombre de cien años va a nacerle un hijo?, ¿y Sara, a sus noventa años, va a dar a luz?" Y dijo Abraham a Dios: "¡Si al menos Ismael viviera en tu presencia!" Respondió Dios: "Sí, pero Sara tu mujer te dará a luz un hijo, y le pondrás por nombre Isaac. Yo estableceré mi alianza con él, una alianza eterna, de ser el Dios suyo y el de su posteridad. En cuanto a Ismael, también te he escuchado: "He aquí que le bendigo, le hago fecundo y le haré crecer sobremanera. Doce príncipes engendrará, y haré de él un gran pueblo. Pero mi alianza la estableceré con Isaac, el que Sara te dará a luz el año que viene por este tiempo." Y después de hablar con él, subió Dios dejando a Abraham.

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

El Hijo del hombre,
ha venido a servir,
quien quiera ser grande
se haga siervo de todos.

Aleluya, aleluya, aleluya.

No hay ningún momento en la vida de un creyente en el que pueda decir: ya he hecho lo necesario, ya he hecho suficiente. Dios se aparece a Abraham para decirle: "Anda en mi presencia y sé perfecto". Ser creyente, como Abraham, significa andar en la presencia de Dios, escucharle y amarlo con todo el corazón, con toda el alma y con toda la mente. Ese es el sentido de la vida espiritual. El creyente no está llamado a apartarse del mundo, sino más bien a entrar en el mundo con mayor audacia, solo con la fuerza del amor de Dios. Esta alianza cambia el corazón y la vida del creyente, del mismo modo que Dios cambió el nombre de Abram por el de Abraham, es decir, "padre de una muchedumbre". El destino de Abraham ya no era estar solo sino formar parte de un pueblo grande y nuevo que debía anunciar al mundo el amor del Señor. Abraham se postró ante el Señor. Con él nos postramos también nosotros, humillando nuestro orgullo, para que Dios hable y nos guíe por los caminos del mundo.


26/06/2015
Memoria de Jesús crucificado


Agenda de la semana
MAR
26
Domingo 26 de marzo
Liturgia del domingo
MAR
27
Lunes 27 de marzo
Memoria de los pobres
MAR
28
Martes 28 de marzo
Memoria de la Madre del Señor
MAR
29
Miércoles 29 de marzo
Memoria de los santos y de los profetas
MAR
30
Jueves 30 de marzo
Memoria de la Iglesia
MAR
31
Viernes 31 de marzo
Memoria de Jesús crucificado
ABR
1
Sábado 1 de abril
Vigilia del domingo
ABR
2
Domingo 2 de abril
Liturgia del domingo