Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Ayuda a la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma


Lectura de la Palabra de Dios

Aleluya, aleluya, aleluya.

Este es el Evangelio de los pobres,
la liberación de los prisioneros,
la vista de los ciegos,
la libertad de los oprimidos.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Génesis 46,1-7.28-30

Partió Israel con todas sus pertenencias y llegó a Berseba, donde hizo sacrificios al Dios de su padre Isaac. Y dijo Dios a Israel en visión nocturna: "¡Jacob, Jacob!" - "Heme aquí", respondió. - Yo soy Dios, el Dios de tu padre; no temas bajar a Egipto, porque allí te haré una gran nación. Y bajaré contigo a Egipto y yo mismo te subiré también. José te cerrará los ojos." Jacob partió de Berseba y los hijos de Israel montaron a su padre Jacob, así como a sus pequeños y mujeres, en las carretas que había mandado Faraón para trasportarle. También tomaron sus ganados y la hacienda lograda en Canaán, y fueron a Egipto, Jacob y toda su descendencia con él. Sus hijos y nietos, sus hijas y nietas: a toda su descendencia se la llevó consigo a Egipto. Israel mandó a Judá por delante a donde José, para que éste le precediera a Gosen: y llegaron al país de Gosen. José engancho su carroza y subió a Gosen, al encuentro de su padre Israel; y viéndole se echó a su cuello y estúvose llorando sobre su cuello. Y dijo Israel a José: "Ahora ya puedo morir, después de haber visto tu rostro, pues que tú vives todavía."

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

El Hijo del hombre,
ha venido a servir,
quien quiera ser grande
se haga siervo de todos.

Aleluya, aleluya, aleluya.

La larga historia de José, de sus sueños interpretados con envidia por sus hermanos y causa de la violencia contra él, termina cuando se encuentra con Jacob, su padre. Este, que estaba en Canaán, decide verle antes de morir y de ponerse también él en camino hacia Egipto. No puede continuar sin él. Jacob lleva consigo a todos sus familiares para que todos se reconcilien con José. El encuentro rebosa emoción y sirve también para que Jacob se reconcilie con toda su vida, hasta el punto de que exclama: "Ahora ya puedo morir". La verdadera aspiración de Jacob, del pueblo de Dios, es que no se pierda nadie. Él recupera al hijo de sus sueños y comprende que la bendición de Dios se ha hecho realidad. La envidia violenta y homicida de los hermanos, debida a la predilección del padre por el "soñador", era fruto del mal y motivo para hacer crecer los enfrentamientos. Para Dios todo coopera al bien y el más grande es aquel que se hace esclavo por nosotros. Las diversidades, como los sueños de José, son siempre para el bien común. José prefigura a Jesús y nosotros podemos reconciliarnos con el hermano y recuperar lo que nos une.


10/07/2015
Memoria de Jesús crucificado


Agenda de la semana
JUN
18
Domingo 18 de junio
Fiesta del Cuerpo de Cristo
JUN
19
Lunes 19 de junio
Oración por la Paz
JUN
20
Martes 20 de junio
Memoria de la Madre del Señor
JUN
21
Miércoles 21 de junio
Memoria de los santos y de los profetas
JUN
22
Jueves 22 de junio
Memoria de la Iglesia
JUN
23
Viernes 23 de junio
Memoria de Jesús crucificado
JUN
24
Sábado 24 de junio
Vigilia del domingo
JUN
25
Domingo 25 de junio
Liturgia del domingo