Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Ayuda a la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma


Lectura de la Palabra de Dios

Aleluya, aleluya, aleluya.

Este es el Evangelio de los pobres,
la liberación de los prisioneros,
la vista de los ciegos,
la libertad de los oprimidos.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Éxodo 1,8-14.22

Se alzó en Egipto un nuevo rey, que nada sabía de José; y que dijo a su pueblo: "Mirad, los israelitas son un pueblo más numeroso y fuerte que nosotros. Tomemos precauciones contra él para que no siga multiplicándose, no sea que en caso de guerra se una también él a nuestros enemigos para luchar contra nosotros y salir del país." Les impusieron pues, capataces para aplastarlos bajo el peso de duros trabajos; y así edificaron para Faraón las ciudades de depósito: Pitom y Ramsés. Pero cuanto más les oprimían, tanto más crecían y se multiplicaban, de modo que los egipcios llegaron a temer a los israelitas. Y redujeron a cruel servidumbre a los israelitas, les amargaron la vida con rudos trabajos de arcilla y ladrillos, con toda suerte de labores del campo y toda clase de servidumbre que les imponían por crueldad. Entonces Faraón dio a todo su pueblo esta orden: "Todo niño que nazca lo echaréis al Río; pero a las niñas las dejaréis con vida."

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

El Hijo del hombre,
ha venido a servir,
quien quiera ser grande
se haga siervo de todos.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Al ver cómo aumentaba el número de los hijos de Israel, el faraón, rey de Egipto, tiene miedo. Por eso idea un plan de muerte para aquel pueblo extranjero. Se trata de oprimir y de eliminar al pueblo de Israel, empezando por los niños, por los más débiles. Pero dos mujeres, que "temían a Dios", una actitud que es el principio de la sabiduría como dice a menudo la Escritura (Pr 1,7), son instrumento de salvación para aquel pueblo. También nosotros, aunque seamos débiles como aquellas dos mujeres, si dejamos que el temor del Señor nos guíe, podemos ser principio de vida para los demás, podemos ser un signo de compasión para quien es distinto y extranjero en un mundo que siente molestia por su presencia. Dios bendice y hace fecunda la vida de aquellos que, sintiendo su temor, sirven a los pobres y a los débiles. La historia de salvación de Israel de la esclavitud de Egipto empieza con la compasión de dos débiles mujeres que "temían a Dios" y no a los hombres. Por medio de dos mujeres Dios pudo volver a empezar la historia con aquel pueblo cuyo destino parecía que estaba marcado por la muerte.


13/07/2015
Memoria de los pobres


Agenda de la semana
OCT
15
Domingo 15 de octubre
Liturgia del domingo
OCT
16
Lunes 16 de octubre
Oración por la Paz
OCT
17
Martes 17 de octubre
Memoria de la Madre del Señor
OCT
18
Miércoles 18 de octubre
Memoria de los apóstoles
OCT
19
Jueves 19 de octubre
Memoria de la Iglesia
OCT
20
Viernes 20 de octubre
Memoria de Jesús crucificado
OCT
21
Sábado 21 de octubre
Vigilia del domingo
OCT
22
Domingo 22 de octubre
Liturgia del domingo