Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Sostiene la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma


Lectura de la Palabra de Dios

Aleluya, aleluya, aleluya.

El Espíritu del Señor está sobre ti,
el que nacerá de ti será santo.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Jonás 3,1-10

Por segunda vez fue dirigida la palabra de Yahveh a Jonás en estos términos: Levántate, vete a Nínive, la gran ciudad y proclama el mensaje que yo te diga. Jonás se levantó y fue a Nínive conforme a la palabra de Yahveh. Nínive era una ciudad grandísima, de un recorrido de tres días. Jonás comenzó a adentrarse en la ciudad, e hizo un día de camino proclamando: "Dentro de cuarenta días Nínive será destruida." Los ninivitas creyeron en Dios: ordenaron un ayuno y se vistieron de sayal desde el mayor al menor. La palabra llegó hasta el rey de Nínive, que se levantó de su trono, se quitó su manto, se cubrió de sayal y se sentó en la ceniza. Luego mandó pregonar y decir en Nínive: "Por mandato del rey y de sus grandes, que hombres y bestias, ganado mayor y menor, no prueben bocado ni pasten ni beban agua. Que se cubran de sayal y clamen a Dios con fuerza; que cada uno se convierta de su mala conducta y de la violencia que hay en sus manos. ¡Quién sabe! Quizás vuelva Dios y se arrepienta, se vuelva del ardor de su cólera, y no perezcamos." Vio Dios lo que hacían, cómo se convirtieron de su mala conducta, y se arrepintió Dios del mal que había determinado hacerles, y no lo hizo.

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

He aquí Señor, a tus siervos:
hágase en nosotros según tu Palabra.

Aleluya, aleluya, aleluya.

La fuga hacia occidente de Jonás no tuvo éxito. El Señor le dice que vuelva a predicar a Nínive, en oriente. Obedecer la Palabra de Dios permite que Jonás lleve a cabo el milagro que parecía totalmente imposible. El profeta, acompañado por la fuerza de Dios, empieza a recorrer aquella gran ciudad. Fueron suficientes cinco palabras para despertar en Nínive la fe en el Señor. E incluso antes de terminar, el primero de los tres días, los habitantes de Nínive "creyeron" en la palabra del profeta y se convirtieron al Señor. El texto destaca que la conversión llega a todos los habitantes, desde los más pequeños hasta los mayores, e incluso a los animales. Ayuno y oración son signos de la conversión. La conversión de los habitantes de la ciudad llega al corazón de Dios y decide cambiar su juicio de condena por un juicio de misericordia. El Señor tiene piedad de aquel pueblo que había reconocido su comportamiento malvado y no infligió el mal que había anunciado. Hasta el peor de los enemigos, el más violento de los pueblos o el más malvado de los hombres pueden cambiar de vida si escuchan la Palabra de Dios. El profeta ayuda a los hombres a reconocer el mal en su vida y a cambiar su corazón. Es una responsabilidad que Dios, como hizo con Jonás, confía a aquellos a los que comunica su Palabra. En el Señor Jesús somos todos profetas, se nos confía a todos la tarea de comunicar la Palabra de Dios al gran mundo.


06/10/2015
Memoria de la Madre del Señor


Agenda de la semana
MAR
26
Domingo 26 de marzo
Liturgia del domingo
MAR
27
Lunes 27 de marzo
Memoria de los pobres
MAR
28
Martes 28 de marzo
Memoria de la Madre del Señor
MAR
29
Miércoles 29 de marzo
Memoria de los santos y de los profetas
MAR
30
Jueves 30 de marzo
Memoria de la Iglesia
MAR
31
Viernes 31 de marzo
Memoria de Jesús crucificado
ABR
1
Sábado 1 de abril
Vigilia del domingo
ABR
2
Domingo 2 de abril
Liturgia del domingo