Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Ayuda a la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma


Lectura de la Palabra de Dios

Aleluya, aleluya, aleluya.

El Espíritu del Señor está sobre ti,
el que nacerá de ti será santo.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Romanos 12,5-16a

así también nosotros, siendo muchos, no formamos más que un solo cuerpo en Cristo, siendo cada uno por su parte los unos miembros de los otros. Pero teniendo dones diferentes, según la gracia que nos ha sido dada, si es el don de profecía, ejerzámoslo en la medida de nuestra fe; si es el ministerio, en el ministerio; la enseñanza, enseñando; la exhortación, exhortando. El que da, con sencillez; el que preside, con solicitud; el que ejerce la misericordia, con jovialidad. Vuestra caridad sea sin fingimiento; detestando el mal, adhiriéndoos al bien; amándoos cordialmente los unos a los otros; estimando en más cada uno a los otros; con un celo sin negligencia; con espíritu fervoroso; sirviendo al Señor; con la alegría de la esperanza; constantes en la tribulación; perseverantes en la oración; compartiendo las necesidades de los santos; practicando la hospitalidad. Bendecid a los que os persiguen, no maldigáis. Alegraos con los que se alegran; llorad con los que lloran. Tened un mismo sentir los unos para con los otros; sin complaceros en la altivez; atraídos más bien por lo humilde; no os complazcáis en vuestra propia sabiduría.

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

He aquí Señor, a tus siervos:
hágase en nosotros según tu Palabra.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Con el capítulo 12 empieza la parte más exhortativa de la Epístola, concebida como consecuencia directa de la argumentación anterior. El apóstol destaca qué se requiere a los creyentes en virtud de la justicia revelada. El pasaje que hemos escuchado incluye exhortaciones sobre las relaciones dentro de la comunidad cristiana –y a este respecto se presenta la célebre imagen del cuerpo como en la primera Epístola a los Corintios (12,12-27)– y sobre las relaciones con el mundo exterior que ya manifiesta hostilidad y las primeras formas de persecución. "Así como nuestro cuerpo, en su unidad, posee muchos miembros, y no desempeñan todos la misma función", escribe el apóstol, "así también nosotros, siendo muchos, no formamos más que un solo cuerpo en Cristo, siendo los unos para los otros, miembros" (v. 5). En un cuerpo la pluralidad de los miembros no se opone a la unidad y a la funcionalidad del cuerpo, sino que está a su servicio. Así sucede en la Iglesia y en toda comunidad cristiana que el Señor enriquece con numerosos dones, con muchos carismas, para que todos concurran al crecimiento del amor y al desarrollo del testimonio evangélico. Cada uno está unido a los demás con el vínculo de amor, pero el Señor da a cada uno una tarea para el servicio común. Así pues, no estamos en la Iglesia para realizarnos cada uno a sí mismo; más bien estamos todos llamados a hacer crecer la comunión, a hacer crecer en armonía el único cuerpo, que es de Cristo. Cada uno, evidentemente, conserva su identidad. El Espíritu no elimina las distintas identidades, sino que las armoniza en una comunión nueva que hace un solo cuerpo a partir de varios. La comunidad cristiana no nace, pues, de las disposiciones de las personas ni de la homogeneidad de los componentes, sino del amor de Dios que hace de muchos uno, y de diversos, una comunidad.


03/11/2015
Memoria de la Madre del Señor


Agenda de la semana
JUN
18
Domingo 18 de junio
Fiesta del Cuerpo de Cristo
JUN
19
Lunes 19 de junio
Oración por la Paz
JUN
20
Martes 20 de junio
Memoria de la Madre del Señor
JUN
21
Miércoles 21 de junio
Memoria de los santos y de los profetas
JUN
22
Jueves 22 de junio
Memoria de la Iglesia
JUN
23
Viernes 23 de junio
Memoria de Jesús crucificado
JUN
24
Sábado 24 de junio
Vigilia del domingo
JUN
25
Domingo 25 de junio
Liturgia del domingo