Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Sostiene la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma


Lectura de la Palabra de Dios

Aleluya, aleluya, aleluya.

Este es el Evangelio de los pobres,
la liberación de los prisioneros,
la vista de los ciegos,
la libertad de los oprimidos.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Números 24,2-7.15-17

Y al alzar los ojos, vio Balaam a Israel acampado por tribus. Y le invadió el espíritu de Dios. Entonó su trova y dijo: "Oráculo de Balaam, hijo de Beor,
oráculo del varón clarividente. Oráculo del que oye los dichos de Dios,
del que ve la visión de Sadday
del que obtiene respuesta, y se le abren los ojos. ¡Qué hermosas son tus tiendas, Jacob,
y tus moradas, Israel! Como valles espaciosos,
como jardines a la vera del río,
como áloes que plantó Yahveh,
como cedros a la orilla de las aguas. Sale un héroe de su descendencia,
domina sobre pueblos numerosos.
Se alza su rey por encima de Agag,
se alza su reinado. Entonó su trova y dijo: "Oráculo de Balaam, hijo de Beor,
oráculo del varón clarividente. oráculo del que escucha los dichos de Dios,
del que conoce la ciencia del Altísimo;
del que ve lo que le hace ver Sadday,
del que obtiene la respuesta, y se le abren los ojos. Lo veo, aunque no para ahora,
lo diviso, pero no de cerca:
de Jacob avanza una estrella,
un cetro surge de Israel.
Aplasta las sienes de Moab,
el cráneo de todos los hijos de Set.

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

El Hijo del hombre,
ha venido a servir,
quien quiera ser grande
se haga siervo de todos.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Israel está ya al final del camino en el desierto. Sin embargo, su entrada en la tierra prometida por Dios es obstaculizada por Balac, rey de Moab. Éste se opone de forma decidida al paso del pueblo de Israel. Y, para ser todavía más eficaz en esta oposición suya, recompensa a Balaán, un conocido y poderoso adivino de la región de Mesopotamia, para que haga sortilegios contra Israel y lo maldiga. Pero el Señor, que está al lado y conduce con fuerza a su pueblo, interviene y transforma a este adivino, a pesar de él mismo y del rey que lo había recompensado, en profeta para Israel. El pasaje, tomado del libro de los Números, propone algunos versículos del tercer y cuarto de los oráculos pronunciados por Balaán, que significa "devorador". Éste, a pesar de su nombre y de su origen, recibe el espíritu de Dios y refiere cuanto recibe del Señor. Escribe el texto: "Oráculo del que escucha los dichos de Dios, del que conoce la ciencia del Altísimo" y "del que ve lo que le hace ver Sadday". El Señor habla a su pueblo de cualquier forma. Esta vez a través de un hombre llamado por el enemigo. Y éste, profeta a pesar suyo, describe la prosperidad y la fecundidad de la tierra que Israel está por recibir: "¡Qué hermosas son tus tiendas, Jacob, y tus moradas, Israel! Como valles espaciosos, como jardines a la vera del río, como áloes que plantó el Señor, como cedros a la orilla de las aguas". Y después Balaán, divisando todavía más lejos: "de Jacob avanza una estrella, un cetro surge de Israel". A través de la imagen del cetro y de la estrella, el "profeta" indica al Mesías que llevará la salvación a todo el pueblo. La tradición cristiana ha leído estas palabras mirando a Jesús. Y la liturgia de la Iglesia nos las hace meditar pocos días antes de la Navidad para que también nosotros podamos disponernos a acoger al que viene a salvar al mundo entero del pecado y de la muerte. Podríamos decir que la profecía de Balaán, profeta a pesar suyo, es en verdad el grito de salvación que sale de todas las tierras, de todos los pueblos, especialmente de los más oprimidos. Esa profecía resuena todavía hoy para el mundo entero: para que toda la tierra se convierta en un jardín y el Señor sea el padre de todos.


14/12/2015
Memoria de los pobres


Agenda de la semana
MAR
26
Domingo 26 de marzo
Liturgia del domingo
MAR
27
Lunes 27 de marzo
Memoria de los pobres
MAR
28
Martes 28 de marzo
Memoria de la Madre del Señor
MAR
29
Miércoles 29 de marzo
Memoria de los santos y de los profetas
MAR
30
Jueves 30 de marzo
Memoria de la Iglesia
MAR
31
Viernes 31 de marzo
Memoria de Jesús crucificado
ABR
1
Sábado 1 de abril
Vigilia del domingo
ABR
2
Domingo 2 de abril
Liturgia del domingo