Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Ayuda a la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma


Lectura de la Palabra de Dios

Aleluya, aleluya, aleluya.

Ustedes son una estirpe elegida,
un sacerdocio real, nación santa,
pueblo adquirido por Dios
para proclamar sus maravillas.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Hechos de los Apóstoles 12,24-13,5

Entretanto la Palabra de Dios crecía y se multiplicaba. Bernabé y Saulo volvieron, una vez cumplido su ministerio en Jerusalén, trayéndose consigo a Juan, por sobrenombre Marcos. Había en la Iglesia fundada en Antioquía profetas y maestros: Bernabé, Simeón llamado Níger, Lucio el cirenense, Manahén, hermano de leche del tetrarca Herodes, y Saulo. Mientras estaban celebrando el culto del Señor y ayunando, dijo el Espíritu Santo: «Separadme ya a Bernabé y a Saulo para la obra a la que los he llamado.» Entonces, después de haber ayunado y orado, les impusieron las manos y les enviaron. Ellos, pues, enviados por el Espíritu Santo, bajaron a Seleucia y de allí navegaron hasta Chipre. Llegados a Salamina anunciaban la Palabra de Dios en las sinagogas de los judíos. Tenían también a Juan que les ayudaba.

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

Ustedes serán santos
porque yo soy santo, dice el Señor.

Aleluya, aleluya, aleluya.

La comunidad cristiana hasta ahora había sido guiada por el Espíritu para crecer y reforzarse en medio del mundo judío. Con el capítulo 13 de los Hechos, guiada siempre por el mismo Espíritu, esta se abre a los inmensos horizontes del mundo. Lucas define este desarrollo con una afirmación importante: "La palabra de Dios crecía y se propagaba". No habla del crecimiento del número ni de la difusión geográfica de los discípulos, sino de la Palabra de Dios. Es la Palabra que crece y se multiplica. Lucas subraya así que los cristianos son los habitados por el Evangelio y crecen y se propagan si crece y se propaga el Evangelio. Bernabé y Saulo son dos discípulos que parten de Antioquía y comienzan su primer viaje misionero, como portadores, o mejor como portados, de la Palabra de Dios. La iniciativa de la misión no surge de una decisión suya. Viene del Espíritu Santo. Es lo que se dice claramente en la narración de Lucas. Él observa que, mientras la comunidad estaba reunida para la oración, se oyó la voz del Señor que decía: "Separadme ya a Bernabé y a Saulo para la obra a la que los tengo llamados". La vida de los discípulos de Jesús, su misión en el mundo, no es conducida por las decisiones de los hombres, por sus estrategias organizativas y expansionistas, por sabias y justas que sean. Todo en la vida de los discípulos procede de la inspiración del Espíritu Santo. En realidad, la misión del Evangelio es sobre todo obra de Dios antes que una decisión de los hombres; y la oración es el lugar del que brota la vida para cada comunidad: es de Dios de quien nace toda cosa buena y justa, del que arranca toda misión. Pablo y Bernabé son elegidos no solo por sus capacidades, sino por la indicación del Espíritu, como por lo demás había sucedido para los apóstoles, escogidos y llamados por Jesús directamente y de su agrado. Los dos preelegidos, indicados por el Señor y enviados por la comunidad, son representantes y mensajeros. Su autoridad reside en la relación con Dios que se expresa a través de la relación con la comunidad; y no debemos olvidar que cada discípulo es llamado por Dios a la escucha cotidiana del Evangelio para sentir el impulso y la fuerza para llevarlo a todo lugar del mundo.


20/04/2016
Memoria de los santos y de los profetas


Agenda de la semana
OCT
15
Domingo 15 de octubre
Liturgia del domingo
OCT
16
Lunes 16 de octubre
Oración por la Paz
OCT
17
Martes 17 de octubre
Memoria de la Madre del Señor
OCT
18
Miércoles 18 de octubre
Memoria de los apóstoles
OCT
19
Jueves 19 de octubre
Memoria de la Iglesia
OCT
20
Viernes 20 de octubre
Memoria de Jesús crucificado
OCT
21
Sábado 21 de octubre
Vigilia del domingo
OCT
22
Domingo 22 de octubre
Liturgia del domingo