Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Ayuda a la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma

En la Basílica de Santa María in Trastevere se reza por la paz.
Recuerdo de san Sergio de Radonez, fundador de la laura de la Santísima Trinidad, en Moscú. Recuerdo del pastor evangélico Paul Schneider, asesinado en el campo de concentración nazi de Buchenwald el 18 de julio de 1939.


Lectura de la Palabra de Dios

Aleluya, aleluya, aleluya.

Este es el Evangelio de los pobres,
la liberación de los prisioneros,
la vista de los ciegos,
la libertad de los oprimidos.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Miqueas 6,1-4.6-8

Escuchad ahora lo que dice Yahveh:
"¡Levántate, pleitea con los montes
y oigan las colinas tu voz!" ¡Escuchad, montes, el pleito de Yahveh,
prestad oído, cimientos de la tierra,
pues Yahveh tiene pleito con su pueblo,
se querella contra Israel: Pueblo mío, ¿qué te he hecho?
¿En qué te he molestado? Respóndeme. ¿En que te hice subir del país de Egipto,
y de la casa de servidumbre te rescaté,
y mandé delante de ti a Moisés,
Aarón y María? - "¿Con qué me presentaré yo a Yahveh,
me inclinaré ante el Dios de lo alto?
¿Me presentaré con holocaustos,
con becerros añales? ¿Aceptará Yahveh miles de carneros,
miríadas de torrentes de aceite?
¿Daré mi primogénito por mi delito,
el fruto de mis entrañas por el pecado de mi alma?" #VALORE!

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

El Hijo del hombre,
ha venido a servir,
quien quiera ser grande
se haga siervo de todos.

Aleluya, aleluya, aleluya.

"Pueblo mío, ¿qué te he hecho? ¿En qué te he molestado? Respóndeme". Es el lamento de Dios que no se resigna ante la traición de Israel. Lo ha hecho todo para liberar a su pueblo de la esclavitud de Egipto. Luego lo ha acompañado durante el camino en el desierto hasta llevarlo a la tierra prometida. Y sin embargo Israel, olvidando esta fidelidad misericordiosa de Dios, ha preferido alejarse y recorrer obstinadamente sus caminos, que no eran los del Señor, aunque lo llevaban cada vez más directamente hacia la derrota y la esclavitud. El orgullo de afirmarnos a nosotros mismos nos hace ciegos y necios. La Liturgia de la Iglesia ha comprendido la profundidad de la amargura de este lamento de amor de Dios y, poniéndolo en boca de Jesús, lo repropone en la celebración del Viernes Santo: "Pueblo mío, ¿qué te he hecho?". Desde la cruz Jesús nos repite esta pregunta a cada uno de nosotros para que nos planteemos si estamos lejos de él. Mientras su historia con nosotros es una historia de amor sin límites, nuestra historia con él es una historia fría, distante y a veces incluso cruel. En este lamento de Jesús, no obstante, no hay ningún tono de condena, sino únicamente un amor que no se resigna por nuestra distancia y nuestra frialdad. Si escuchamos estas palabras, nuestro corazón cambiará y contestaremos como el hombre de fe: "¿Con qué me presentaré ante Yahvé y me inclinaré ante el Dios de lo alto?". Ante la voz del Señor que nos recuerda su fidelidad y su amor, cada creyente debe sentir ante todo su límite y su ineptitud. ¿Qué podremos hacer para corresponder a ese amor? Las palabras del profeta iluminan nuestros pasos: "Se te ha hecho saber, hombre, lo que es bueno, lo que Yahvé quiere de ti: tan solo respetar el derecho, amar la lealtad y proceder humildemente con tu Dios". Para vivir todo eso somos llamados a aprender "lo que es bueno". Y nos lo indica la Palabra de Dios. Somos discípulos que siempre necesitan aprender el amor del Señor.


18/07/2016
Oración por la Paz


Agenda de la semana
OCT
15
Domingo 15 de octubre
Liturgia del domingo
OCT
16
Lunes 16 de octubre
Oración por la Paz
OCT
17
Martes 17 de octubre
Memoria de la Madre del Señor
OCT
18
Miércoles 18 de octubre
Memoria de los apóstoles
OCT
19
Jueves 19 de octubre
Memoria de la Iglesia
OCT
20
Viernes 20 de octubre
Memoria de Jesús crucificado
OCT
21
Sábado 21 de octubre
Vigilia del domingo
OCT
22
Domingo 22 de octubre
Liturgia del domingo