Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Ayuda a la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma

Recuerdo de san Juan XXIII.


Lectura de la Palabra de Dios

Aleluya, aleluya, aleluya.

El Espíritu del Señor está sobre ti,
el que nacerá de ti será santo.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Gálatas 5,1-6

Para ser libres nos libertó Cristo. Manteneos, pues, firmes y no os dejéis oprimir nuevamente bajo el yugo de la esclavitud. Soy yo, Pablo, quien os lo dice: Si os dejáis circuncidar, Cristo no os aprovechará nada. De nuevo declaro a todo hombre que se circuncida que queda obligado a practicar toda la ley. Habéis roto con Cristo todos cuantos buscáis la justicia en la ley. Os habéis apartado de la gracia. Pues a nosotros nos mueve el Espíritu a aguardar por la fe los bienes esperados por la justicia. Porque en Cristo Jesús ni la circuncisión ni la incircuncisión tienen valor, sino solamente la fe que actúa por la caridad.

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

He aquí Señor, a tus siervos:
hágase en nosotros según tu Palabra.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Pablo, tras haber enseñado que la justicia no proviene de las obras de la ley sino de la fe, quiere extraer consecuencias morales para la vida cristiana. Cristo, afirma el apóstol, nos ha emancipado por la libertad, es decir, para que viviéramos libres. Por eso Pablo exhorta a "mantenerse firme", es decir, a mantenerse libre y a no caer nuevamente bajo el "yugo de la esclavitud". Con un lenguaje firme advierte a los gálatas de que no se circunciden, porque si lo hacen frustrarán el Evangelio de la libertad. El cristiano que con la circuncisión emprende el camino de la justificación a través de la ley no solo se excluye de la ayuda de Cristo y cae de nuevo en la maldición de la ley, sino que rompiendo todos los lazos, se separa de Cristo, en el que se encontraba por virtud del bautismo (3,27ss). El término que utiliza Pablo para expresar la separación de Cristo contiene también el concepto de echarse a perder. Aquel que busca la justicia mediante la ley sella su propia ruina, mientras que aquel que sigue el Evangelio vive del Espíritu. No es la circuncisión o la no circuncisión, lo que salva; lo que nos salva no son las obras sino solo el Espíritu que obra en nosotros. Por eso afirma que "la fe actúa por la caridad". La fe y la caridad están unidas de manera indisoluble: la segunda hace operativa a la primera, que a su vez permite que acojamos en el corazón a la segunda. Pablo no entiende por qué los gálatas, que antes corrían bien, se han salido del camino. Y les recuerda que bastan pocas palabras contrarias al Evangelio para fermentar negativamente toda la vida. Frente a esta eventualidad, Pablo confía en el Señor: tiene la confianza de que los gálatas se arrepientan, y espera que su Epístola les convenza. El juicio sobre aquel que pone en peligro la vida espiritual de la comunidad es severísimo: incurrirá en el castigo de Dios.


11/10/2016
Memoria de la Madre del Señor


Agenda de la semana
JUN
25
Domingo 25 de junio
Liturgia del domingo
JUN
26
Lunes 26 de junio
Memoria de los pobres
JUN
27
Martes 27 de junio
Memoria de la Madre del Señor
JUN
28
Miércoles 28 de junio
Memoria de los santos y de los profetas
JUN
29
Jueves 29 de junio
Memoria de los apóstoles
JUN
30
Viernes 30 de junio
Memoria de Jesús crucificado
JUL
1
Sábado 1 de julio
Vigilia del domingo
JUL
2
Domingo 2 de julio
Liturgia del domingo