Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Ayuda a la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma

Recuerdo de la dedicación de la catedral de Roma, la basílica de los santos Juan Bautista y Juan Evangelista en Letrán. Oración por la Iglesia de Roma. Recuerdo de la "noche de los cristales rotos", inicio de la persecución nazi contra los judíos.


Lectura de la Palabra de Dios

Aleluya, aleluya, aleluya.

Ustedes son una estirpe elegida,
un sacerdocio real, nación santa,
pueblo adquirido por Dios
para proclamar sus maravillas.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Tito 3,1-7

Amonéstales que vivan sumisos a los magistrados y a las autoridades, que les obedezcan y estén prontos para toda obra buena; que no injurien a nadie, que no sean pendencieros sino apacibles, mostrando una perfecta mansedumbre con todos los hombres. Pues también nosotros fuimos en algún tiempo insensatos, desobedientes, descarriados, esclavos de toda suerte de pasiones y placeres, viviendo en malicia y envidia, aborrecibles y aborreciéndonos unos a otros. Mas cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador y su amor a los hombres, él nos salvó, no por obras de justicia que hubiésemos hecho nosotros, sino según su misericordia, por medio del baño de regeneración y de renovación del Espíritu Santo, que derramó sobre nosotros con largueza por medio de Jesucristo nuestro Salvador, para que, justificados por su gracia, fuésemos constituidos herederos, en esperanza, de vida eterna.

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

Ustedes serán santos
porque yo soy santo, dice el Señor.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Tito debe recordar a los cristianos que deben obediencia y sumisión a las autoridades, aunque sean paganas, sabiendo que –Pablo lo escribe claramente en la Epístola a los Romanos– toda autoridad viene de Dios. Luego invita a los cristianos a tener una paciencia indulgente ante las acusaciones y las calumnias, el desprecio y los resentimientos que sufrían por parte de los paganos. Pablo le pide que exhorte a sus fieles a que "estén prontos para toda obra buena; que no injurien a nadie ni sean pendencieros, sino apacibles, mostrando una perfecta mansedumbre con todos los hombres". Son palabras que todos los cristianos deberían guardar en su corazón, entre otras cosas porque no hace mucho también los cristianos se comportaban como paganos, de manera "insensata", es decir, sin orientación alguna y esclavos del pecado. Jamás debemos olvidar la situación de pecado en la que estábamos y de la que hemos sido salvado por gracia: cuando «se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador y su amor a los hombres, él nos salvó, no por obras de justicia que hubiésemos hecho nosotros, sino según su misericordia» (vv. 4-5). Si el creyente acoge con fe el amor de Dios, y se confía a Jesús, es salvado de la perdición con el «baño de regeneración». El cristiano "nació de Dios" (cfr. Jn 1,12s). De este «baño de regeneración» surge la «renovación del Espíritu Santo, que derramó sobre nosotros con largueza por medio de Jesucristo nuestro Salvador». La regeneración significa que Dios hace un cambio radical en la vida del creyente. Y eso lo debemos al amor de Dios. De ahí la admonición del apóstol, que ya había hecho a los cristianos de Corinto: «¿Qué tienes que no lo hayas recibido? Y si lo has recibido, ¿a qué gloriarte cual si no lo hubieras recibido?» (1 Co 4,7). Con la regeneración a la nueva vida recibimos otro gran don: la herencia de la "vida eterna". A los gálatas, el apóstol les escribe: con el «baño de regeneración y de renovación del Espíritu Santo» hemos recibido «la condición de hijos… Dios envió a nuestros corazones el Espíritu de su Hijo que clama: ¡Abbá, Padre!... y, si eres hijo, también heredero por voluntad de Dios» (Ga 4,5-7).


09/11/2016
Memoria de los santos y de los profetas


Agenda de la semana
OCT
22
Domingo 22 de octubre
Liturgia del domingo
OCT
23
Lunes 23 de octubre
Memoria de los pobres
OCT
24
Martes 24 de octubre
Memoria de la Madre del Señor
OCT
25
Miércoles 25 de octubre
Memoria de los santos y de los profetas
OCT
26
Jueves 26 de octubre
Memoria de la Iglesia
OCT
27
Viernes 27 de octubre
Memoria de Jesús crucificado
OCT
28
Sábado 28 de octubre
Memoria de los apóstoles
OCT
29
Domingo 29 de octubre
Liturgia del domingo