change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Ayuda a la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma


Lectura de la Palabra de Dios

Aleluya, aleluya, aleluya.

Gloria a Dios en las alturas, y paz en la tierra
a los hombres de buena voluntad.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Salmo 97 (98), 1.7-9

1 Salmo.
Cantad a Yahveh un canto nuevo,
porque ha hecho maravillas;
victoria le ha dado su diestra
y su brazo santo.
7 Brama el mar y cuanto encierra,
el orbe y los que le habitan;
8 los ríos baten palmas,
a una los montes gritan de alegría,
9 ante el rostro de Yahveh, pues viene
a juzgar a la tierra;
él juzgará al orbe con justicia,
y a los pueblos con equidad.

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

Aleluya, aleluya, aleluya.
Aleluya, aleluya, aleluya.
Aleluya, aleluya, aleluya.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Por tercer día consecutivo la liturgia nos hace meditar el salmo 97. Esta vez, después del primer versículo que nos evoca la invitación a cantar un canto nuevo al Señor, se nos presentan los últimos tres versículos del salmo. Ayer el salmista nos ha implicado en la asamblea del pueblo de Dios reunido ante el Señor para darle gracias por la liberación de las manos del enemigo; y a cantar con alegría esta liberación, ha sido muy grande. Las palabras del salmo resuenan para nosotros en este tiempo de Navidad para empujarnos a vivir la alegría por el nacimiento del Salvador. Es la misma alegría de los ángeles que cantaron en la noche de Belén, es la misma alegría de los pastores cuando vieron a aquel Niño envuelto en pañales que yacía en un pesebre. Es la misma alegría de los pobres y los débiles cuando veían cómo Jesús se acerca de inmediato a ellos escogiéndoles como los primeros con los que comenzar el mundo nuevo de Dios. Todos los Evangelios concuerdan en mostrar la elección de los pobres como sus primeros amigos. Y toda la tradición de la Iglesia no cesa de subrayarlo. Y en este tiempo el Papa Francisco insiste en ser testigos de esta amistad entre los discípulos de Jesús y los pobres. Y allí donde en Navidad se ha mostrado esta estrecha amistad – y de muchas formas y en muchas ciudades la Comunidad de Sant’Egidio ha vivido este tiempo de esta manera – se ha multiplicado el gozo y la alegría. La alegría de la Navidad es la que aparece en los rostros de los pobres y de los débiles cuando son acogidos y amados. En el encuentro entre los discípulos y los pobres comienza el Reino de Dios, el tiempo final de la historia humana. El salmista, que ha exhortado al pueblo del Señor a cantar su alegría por la liberación, ahora convoca a todos los hombres y a toda la creación para que también ellos se alegren por esta obra del Señor: “Brame el mar y cuanto encierra, el mundo y cuantos lo habitan, aplaudan los ríos, aclamen los montes” (vv.7-8). El salmista parece querer convocar una festiva asamblea especial de todos los hombres y de toda la creación. Ya ha pasado el tiempo en el que, como escribe el apóstol Pablo, la creación “gime hasta y sufre dolores de parto” (Rm 8,22). Ahora, con la venida de Jesús todo es redimido, todo es salvado. El mal ya no tiene más poder. Y puede realizarse la escena del juicio final de Dios. El salmista imagina una asamblea final que ve reunidos a todos los pueblos y a toda la creación: “ante el Señor, que llega, que llega a juzgar la tierra. Juzgará el mundo con justicia, a los pueblos con equidad” (v. 9). El salmista no hace ninguna alusión al miedo del juicio, en todo caso sugiere una gran alegría de estar ante el Señor. Sí, la alegría vivida en Navidad con los pobres es la alegría del juicio de salvación que el Señor pronuncia ya desde hoy.


04/01/2017
Oración del tiempo de Navidad


Agenda de la semana
DIC
10
Domingo 10 de diciembre
Liturgia del domingo
DIC
11
Lunes 11 de diciembre
Memoria de los pobres
DIC
12
Martes 12 de diciembre
Memoria de la Madre del Señor
DIC
13
Miércoles 13 de diciembre
Memoria de los santos y de los profetas
DIC
14
Jueves 14 de diciembre
Memoria de la Iglesia
DIC
15
Viernes 15 de diciembre
Memoria de Jesús crucificado
DIC
16
Sábado 16 de diciembre
Vigilia del domingo
DIC
17
Domingo 17 de diciembre
Liturgia del domingo