change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Ayuda a la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma

Comienza la semana de oración por la unidad de los cristianos. Recuerdo especial de la Iglesia Católica.


Lectura de la Palabra de Dios

Aleluya, aleluya, aleluya.

Ustedes son una estirpe elegida,
un sacerdocio real, nación santa,
pueblo adquirido por Dios
para proclamar sus maravillas.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Salmo 109 (110), 1-4

1 Oráculo del Señor a mi Señor:
  «Siéntate a mi diestra,
  hasta que haga de tus enemigos
  estrado de tus pies».

2 El cetro de tu poder
  extenderá el Señor desde Sión:
  ¡domina entre tus enemigos!

3 Ya te pertenecía el principado
  el día de tu nacimiento;
  un esplendor sagrado
  llevas desde el seno materno,
  desde la aurora de tu juventud.

4 Lo ha jurado el Señor
  y no va a retractarse:
  «Tú eres por siempre sacerdote,
  según el orden de Melquisedec».

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

Ustedes serán santos
porque yo soy santo, dice el Señor.

Aleluya, aleluya, aleluya.

La liturgia nos hace rezar de nuevo con el salmo 109. Como hemos visto hace dos días, es el salmo más citado del Nuevo Testamento. Y era bien conocido también por Jesús, visto que tomó de este salmo las palabras con las que respondió al sumo sacerdote que lo interrogaba sobre su identidad. Jesús explicitaba de esta forma el sentido mesiánico del salmo. En su discurso, el apóstol Pedro expuso el misterio de Jesús con las imágenes de este salmo: “A este Jesús Dios le resucitó; de lo cual todos nosotros somos testigos. Así pues, exaltado por la diestra de Dios, ha recibido del Padre el Espíritu Santo prometido y lo ha derramado; esto es lo que vosotros veis y oís. Pues David no subió a los cielos y sin embargo dice: Dijo el Señor a mi Señor: ‘Siéntate a mi diestra hasta que ponga a tus enemigos por escabel de tus pies’” (Hch 2, 32-35). Con estas palabras el apóstol Pedro parece describir la obra de Jesús desde aquel momento en adelante. La resurrección de Jesús es interpretada como la ascensión de Jesús hasta la “diestra de Dios” para asumir todo el poder, por tanto derrotar el mal (poniéndolo “a tus pies”) e instaurar el reino de los cielos. Es la conclusión del discurso de Pedro: “Sepa, pues, con certeza todo Israel que Dios ha constituido Señor y Cristo a ese Jesús a quien vosotros habéis crucificado” (Hch 2, 36). Escuchando estas palabras y la imagen del salmo, el pensamiento se dirige al mosaico del ábside de la Basílica de Santa María en Trastevere, que parece comentar la imagen del salmo. El artista ha puesto en el centro del mosaico el trono real con Jesús que tiene a su diestra a María, mientras Pedro y los demás santos están alrededor pero fuera del trono. Es una escena llena de significado simbólico: Jesús, que conserva en cualquier caso el centro del ábside (el trono se alarga hacia la derecha), ha querido poner a su diestra a María, que lleva en la mano el rollo con la cita del salmo. En María se simboliza la Iglesia, la comunidad de creyentes. Se puede decir que lo que el Padre ha hecho con el Hijo, es decir, ponerlo a su diestra, Jesús lo hace con la Madre (la Iglesia), ponerla a su diestra. Y Jesús la abraza tiernamente. En esa imagen de Jesús que abraza a María poniéndola sobre su mismo trono, se delinea la misión del nuevo pueblo de Dios que es a la vez “real”, como dice el salmo al comienzo a propósito del rey, pero también “sacerdotal”, como se lee en el salmo cuando afirma: “Tú eres por siempre sacerdote, según el orden de Melquisedec” (v. 4). La Iglesia, cuerpo de Cristo, es este nuevo pueblo al que el Señor confía su misma misión. Si bien todavía sobre la tierra, la Iglesia está ya en cierto modo en el cielo. A ella se le ha confiado la tarea de ser profeta del nuevo reino de amor y de paz. Y también el poder real de cambiar los corazones y la historia del mundo. Y de la misma forma el poder sacerdotal de intercesión y de oferta a Dios del mundo entero hasta que la muerte sea vencida y todo se haya recapitulado en Cristo Jesús.


18/01/2017
Memoria de los santos y de los profetas


Agenda de la semana
DIC
10
Domingo 10 de diciembre
Liturgia del domingo
DIC
11
Lunes 11 de diciembre
Memoria de los pobres
DIC
12
Martes 12 de diciembre
Memoria de la Madre del Señor
DIC
13
Miércoles 13 de diciembre
Memoria de los santos y de los profetas
DIC
14
Jueves 14 de diciembre
Memoria de la Iglesia
DIC
15
Viernes 15 de diciembre
Memoria de Jesús crucificado
DIC
16
Sábado 16 de diciembre
Vigilia del domingo
DIC
17
Domingo 17 de diciembre
Liturgia del domingo