change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Ayuda a la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma

7 de febrero de 1968: Recuerdo del inicio de la Comunidad de Sant’Egidio. Un grupo de estudiantes de un instituto de Roma empezó a reunirse alrededor del Evangelio y del amor a los pobres. Acción de gracias al Señor por el don de la Comunidad.


Lectura de la Palabra de Dios

Aleluya, aleluya, aleluya.

El Espíritu del Señor está sobre ti,
el que nacerá de ti será santo.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Mateo 11,25-30

En aquel tiempo, tomando Jesús la palabra, dijo: «Yo te bendigo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has ocultado estas cosas a sabios e inteligentes, y se las has revelado a pequeños. Sí, Padre, pues tal ha sido tu beneplácito. Todo me ha sido entregado por mi Padre, y nadie conoce bien al Hijo sino el Padre, ni al Padre le conoce bien nadie sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar. «Venid a mí todos los que estáis fatigados y sobrecargados, y yo os daré descanso. Tomad sobre vosotros mi yugo, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas. Porque mi yugo es suave y mi carga ligera.»

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

He aquí Señor, a tus siervos:
hágase en nosotros según tu Palabra.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Recordamos hoy el aniversario de la Comunidad de Sant’Egidio. Han pasado exactamente 49 años desde sus comienzos. La primera palabra que nuestros labios dirigen al Señor en este día es de acción de gracias por este don precioso que ha hecho a la Iglesia y al mundo. El pasaje evangélico sugiere que es Jesús mismo quien “bendice” al Padre porque el Evangelio ha sido una vez más “revelado a los pequeños”. La Comunidad, que nace por iniciativa de un joven estudiante de instituto, Andrea Riccardi, estaba compuesta por “pequeños” no sólo por ser también estudiantes de instituto, sino sobre todo porque en la intuición inicial está la conciencia de ser “hijos” del Evangelio, es decir, de formar parte de esos “pequeños” a los que ha sido revelado el misterio de Dios. En el corazón de la Comunidad permanece siempre firme una intuición simple y básica: vivir el Evangelio sin añadidos. De hecho es del Evangelio, de la escucha continua de la Palabra de Dios, que nace –y continuamente renace- la Comunidad. La historia de Sant’Egidio es una historia de oración, de escucha, de amistad con Dios, con los hermanos y los pobres. Es de esa amistad de la que surge toda acción de la Comunidad. Ese gracias de Jesús es hoy el gracias de todos nosotros: “Yo te bendigo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has ocultado estas cosas a sabios e inteligentes, y se las has revelado a pequeños”. Y es precisamente a través de los “pequeños” que el Evangelio se ha difundido, en lo que se refiere a la vida de la Comunidad, desde Roma al mundo, de las periferias de Roma a las de las grandes megalópolis contemporáneas, uniendo siempre la oración y el amor por los pobres. En todo lugar la Comunidad trata de vivir la globalización del amor, que derriba fronteras y divisiones y crea el gran pueblo de los pobres y los humildes, aliados en el ayudarse mutuamente a seguir al Señor. La acción de gracias de hoy sube al cielo por la gran ayuda recibida del Señor en estos años para hacer nuestras los gozos y las esperanzas, las tristezas y las angustias de los hombres y las mujeres de este mundo, especialmente de los más pobres. Hemos experimentado la verdad de la palabra del Señor Jesús: “Mi yugo es suave y mi carga ligera”. Lo que podía parecer peso y fatiga ha sido en cambio experiencia de dulzura y alegría. Este tiempo está repleto de desafíos y de tareas, pero la certeza de la suavidad de la ayuda del Señor nos sostiene para vivir con confianza y con amor en el camino del Evangelio.


07/02/2017
Memoria de la Madre del Señor


Agenda de la semana
DIC
17
Domingo 17 de diciembre
Liturgia del domingo
DIC
18
Lunes 18 de diciembre
Oración por la Paz
DIC
19
Martes 19 de diciembre
Memoria de la Madre del Señor
DIC
20
Miércoles 20 de diciembre
Memoria de los santos y de los profetas
DIC
21
Jueves 21 de diciembre
Memoria de la Iglesia
DIC
22
Viernes 22 de diciembre
Memoria de Jesús crucificado
DIC
23
Sábado 23 de diciembre
Vigilia del domingo
DIC
24
Domingo 24 de diciembre
Liturgia del domingo