change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Ayuda a la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma

Recuerdo del beato Óscar Arnulfo Romero, mártir, asesinado en 1980 sobre el altar durante la celebración de la Eucaristía. Recuerdo de la masacre de las Fosas Ardeatinas que tuvo lugar en 1944 en Roma, donde los nazis asesinaron a 335 personas.


Lectura de la Palabra de Dios

Gloria a ti, oh Señor, sea gloria a ti

Este es el Evangelio de los pobres,
la liberación de los prisioneros,
la vista de los ciegos,
la libertad de los oprimidos.

Gloria a ti, oh Señor, sea gloria a ti

Marcos 12,28-34

Acercóse uno de los escribas que les había oído y, viendo que les había respondido muy bien, le preguntó: «¿Cuál es el primero de todos los mandamientos?» Jesús le contestó: «El primero es: Escucha, Israel: El Señor, nuestro Dios, es el único Señor, y amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente y con todas tus fuerzas. El segundo es: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No existe otro mandamiento mayor que éstos.» Le dijo el escriba: «Muy bien, Maestro; tienes razón al decir que El es único y que no hay otro fuera de El, y amarle con todo el corazón, con toda la inteligencia y con todas las fuerzas, y amar al prójimo como a si mismo vale más que todos los holocaustos y sacrificios.» Y Jesús, viendo que le había contestado con sensatez, le dijo: «No estás lejos del Reino de Dios.» Y nadie más se atrevía ya a hacerle preguntas.

 

Gloria a ti, oh Señor, sea gloria a ti

El Hijo del hombre,
ha venido a servir,
quien quiera ser grande
se haga siervo de todos.

Gloria a ti, oh Señor, sea gloria a ti

El pasaje del Evangelio de Marcos que hemos escuchado se enmarca dentro del ministerio de Jesús en Jerusalén. En medio de la hostilidad de los jefes del pueblo, cada vez más amenazante, aparece la demanda sincera de un escriba que se dirige a Jesús y le pregunta: “¿Cuál es el primero de todos los mandamientos?”. El escriba es en general un buen conocedor de la Ley, pero esta vez se acerca al Maestro no para ponerlo a prueba, sino para aprender de él una enseñanza decisiva. Y hace bien, porque nadie puede ser maestro de sí mismo; todos tenemos necesidad de preguntar al Señor el sentido verdadero de las Escrituras para nuestra vida. Por desgracia nos olvidamos fácilmente de escuchar las Escrituras, de recogernos en oración, pensando que sabemos bien qué hacer y cómo vivir. Es el pecado de la autosuficiencia: pensamos poder prescindir del Señor y su palabra. Hoy se nos presenta este escriba y se dirige a Jesús también en nuestro nombre: “¿Cuál es el corazón del evangelio?”. Jesús responde que el “primer mandamiento” es doble: amar a Dios y amar al prójimo. Son dos amores inseparables; es más, forman un solo amor, una sola cosa. El apóstol Juan escribe: “Quien no ama a su hermano, a quien ve, no puede amar a Dios a quien no ve” (1 Jn 4, 20). Jesús, que ha amado a Dios sobre todas las cosas, más que a su propia vida, y que igualmente ha amado a los hombres por encima de todo, más que a su vida, nos ofrece el ejemplo más alto del cumplimiento del “primer” mandamiento. Aquel escriba, satisfecho de la respuesta de Jesús, escucha cómo éste le dice que no está lejos del reino de Dios. A nosotros se nos ha dado mucho más que a aquel escriba; aprendamos de él al menos su disponibilidad para pedir y su prontitud en el recibir.


24/03/2017
Memoria de Jesús crucificado


Agenda de la semana
DIC
10
Domingo 10 de diciembre
Liturgia del domingo
DIC
11
Lunes 11 de diciembre
Memoria de los pobres
DIC
12
Martes 12 de diciembre
Memoria de la Madre del Señor
DIC
13
Miércoles 13 de diciembre
Memoria de los santos y de los profetas
DIC
14
Jueves 14 de diciembre
Memoria de la Iglesia
DIC
15
Viernes 15 de diciembre
Memoria de Jesús crucificado
DIC
16
Sábado 16 de diciembre
Vigilia del domingo
DIC
17
Domingo 17 de diciembre
Liturgia del domingo