change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Ayuda a la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma


Lectura de la Palabra de Dios

Aleluya, aleluya, aleluya.

Este es el Evangelio de los pobres,
la liberación de los prisioneros,
la vista de los ciegos,
la libertad de los oprimidos.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Hechos de los Apóstoles 20,17-21

Desde Mileto envió a llamar a los presbíteros de la Iglesia de Éfeso. Cuando llegaron donde él, les dijo: «Vosotros sabéis cómo me comporté siempre con vosotros, desde el primer día que entré en Asia, sirviendo al Señor con toda humildad y lágrimas y con las pruebas que me vinieron por las asechanzas de los judíos; cómo no me acobardé cuando en algo podía seros útil; os predicaba y enseñaba en público y por las casas, dando testimonio tanto a judíos como a griegos para que se convirtieran a Dios y creyeran en nuestro Señor Jesús.

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

El Hijo del hombre,
ha venido a servir,
quien quiera ser grande
se haga siervo de todos.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Tras desembarcar, el apóstol hace llamar a los presbíteros de la comunidad de Éfeso para que se reúnan con él en Mileto. Pablo empieza su discurso de despedida a los que serán los responsables de la comunidad con el testimonio de su misma vida: «Sabéis bien cómo me he comportado siempre con vosotros». El apóstol es consciente de que los «pastores» deben ser los «modelos de la grey». Pedro lo escribirá en su primera carta: «Apacentad la grey de Dios que os está encomendada, vigilando, no forzados, sino voluntariamente, según Dios. Y no lo hagáis por mezquino afán de ganancia, sino de corazón; no tiranizando a los que os ha tocado cuidar, sino siendo modelos de la grey» (1P 5,2). Pablo no se refiere a su comportamiento con los presbíteros, sino a cómo ha vivido él mismo en los tres años de ministerio en Éfeso. No lo hace por orgullo o por protagonismo, sino más bien para mostrar un modelo concreto de pastor. Y no empieza diciendo lo que debe «hacer» el pastor, sino cómo debe «ser». Y sintetiza el modo de ser del pastor en una sola palabra: «siervo». Dice a los ancianos: «Sabéis bien cómo me he comportado siempre con vosotros... sirviendo al Señor con toda humildad y lágrimas, y aceptando las pruebas». Pablo entiende, pues, su ministerio como «servicio al Señor». No quiere referirse a gestos concretos que debe tener el pastor, sino a su manera de vivir: toda la vida del siervo debe estar dedicada enteramente al señor. Así, de hecho, es como vivió Jesús, que gastó toda su vida por todos. Y se presentó como «manso y humilde de corazón» (Mt 11,29). De ese modo nos enseñó a nosotros el camino para comunicar el Evangelio. La mansedumbre abre el corazón y los prepara para escuchar el Evangelio y para encontrarse con Dios. En un apócrifo Jesús dice: «Yo vine entre vosotros no como quien está echado, sino como el que sirve, y vosotros habéis crecido en mi servicio como el que sirve». Pablo más adelante le escribirá a Timoteo: «A un siervo del Señor no le conviene altercar, sino ser amable con todos, pronto a enseñar, sufrido; que sepa corregir con mansedumbre a los adversarios» (2Tm 2,24). Humildad, mansedumbre y afabilidad son las características del «siervo del Señor».


30/10/2017
Memoria de los pobres


Agenda de la semana
DIC
10
Domingo 10 de diciembre
Liturgia del domingo
DIC
11
Lunes 11 de diciembre
Memoria de los pobres
DIC
12
Martes 12 de diciembre
Memoria de la Madre del Señor
DIC
13
Miércoles 13 de diciembre
Memoria de los santos y de los profetas
DIC
14
Jueves 14 de diciembre
Memoria de la Iglesia
DIC
15
Viernes 15 de diciembre
Memoria de Jesús crucificado
DIC
16
Sábado 16 de diciembre
Vigilia del domingo
DIC
17
Domingo 17 de diciembre
Liturgia del domingo