change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Ayuda a la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma

La Iglesia bizantina venera hoy a san Sabas (†532) "archimandrita de todos los eremitorios de Palestina".


Lectura de la Palabra de Dios

Aleluya, aleluya, aleluya.

El Espíritu del Señor está sobre ti,
el que nacerá de ti será santo.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Lucas 10,21-24

En aquel momento, se llenó de gozo Jesús en el Espíritu Santo, y dijo: «Yo te bendigo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has ocultado estas cosas a sabios e inteligentes, y se las has revelado a pequeños. Sí, Padre, pues tal ha sido tu beneplácito. Todo me ha sido entregado por mi Padre, y nadie conoce quién es el Hijo sino el Padre; y quién es el Padre sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar.» Volviéndose a los discípulos, les dijo aparte: «¡Dichosos los ojos que ven lo que veis! Porque os digo que muchos profetas y reyes quisieron ver lo que vosotros veis, pero no lo vieron, y oír lo que vosotros oís, pero no lo oyeron.»

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

He aquí Señor, a tus siervos:
hágase en nosotros según tu Palabra.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Los setenta y dos discípulos enviados por Jesús en misión experimentaron la fuerza del Evangelio para cambiar su vida y la del mundo que les rodeaba. Una vez que regresan cuentan a Jesús su extraordinaria experiencia como misioneros. Estaban llenos de alegría por los prodigios que pudieron realizar. También Jesús exulta "de gozo en el Espíritu Santo". Es la alegría de ver el evangelio dar los primeros frutos del trabajo de sus discípulos, a los que él ha llamado para hacerles partícipes de su misma obra, de su mismo sueño, es decir, de la salvación de los hombres y de las mujeres del poder del mal. Conmovido por lo sucedido, Jesús eleva los ojos al cielo y da gracias al Padre porque ha elegido confiar su designio de amor a esos discípulos que se han confiado a él. En un contexto religioso que daba gran espacio los doctores de la ley y a la práctica de las reglas, el Padre había elegido a los que se dejaban tocar el corazón por Jesús y se confiaban totalmente a él. La fe no es adhesión a verdades abstractas, sino vivir en comunión con Jesús. Y, por tanto, también con el Padre. En efecto, Jesús explica "nadie conoce quién es el Hijo sino el Padre, y quién es el Padre sino el Hijo y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar". En la familiaridad con Jesús y con el Padre se esconde toda la alegría de los discípulos. Y Jesús, al final de su alabanza al Padre, se lo explica a los discípulos exhortándoles a gustar esta alegría. Les llama "dichosos" porque pueden participar de su misma misión. Son dichosos porque entran en el corazón de la nueva historia que Dios está comenzando con los hombres. Siendo "pequeños", es decir, no llenos de sí mismos ni de su sabiduría, pueden comprender la grandeza de la misión que se les confía. Muchos "profetas y reyes" han deseado lo que ellos están viviendo. Pero el Señor les ha elegido a ellos para participar en la edificación del nuevo reino de paz, de justicia y de amor. Esta página evangélica se nos confía también a nosotros, discípulos del último momento, para que podamos seguir comunicando el Evangelio que cambia el mundo. Y esta es nuestra alegría.


05/12/2017
Memoria de la Madre del Señor


Agenda de la semana
DIC
10
Domingo 10 de diciembre
Liturgia del domingo
DIC
11
Lunes 11 de diciembre
Memoria de los pobres
DIC
12
Martes 12 de diciembre
Memoria de la Madre del Señor
DIC
13
Miércoles 13 de diciembre
Memoria de los santos y de los profetas
DIC
14
Jueves 14 de diciembre
Memoria de la Iglesia
DIC
15
Viernes 15 de diciembre
Memoria de Jesús crucificado
DIC
16
Sábado 16 de diciembre
Vigilia del domingo
DIC
17
Domingo 17 de diciembre
Liturgia del domingo