Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - la comunidad - jueves 1... un anno cómo contactarnosnewsletterlink

Sostiene la Comunidad

  

Jueves 12 febrero. Liturgia eucarística por el 41 aniversario dela Comunidad de Sant'Egidio: i fatti di un anno


 
versión para imprimir

Roma 12 febrero
Basílica de San Giovanni in Laterano

La Comunidad de Sant'Egidio
celebra el 41 aniversario de su fundación

Liturgia eucarística presidida por el Cardenal Agostino Vallini, Vicario General de Su Santidad

Homilía  Imágenes

Los hechos de un año
 
El cuarenta aniversario de vida de la Comunidad de Sant'Egidio se ha caracterizado por un trato especial en el terreno espiritual y por la  profundización bíblica, en un recorrido de renovación interior que ha reforzado la presencia de los lugares de oración de la Comunidad en muchas ciudades italianas y del mundo. Un año programático, en síntesis, de renovación espiritual, de recuperación de las raíces en la profundización de la vocación de paz de toda la vida de la comunidad y no sólo en las mediaciones y en las acciones de reconciliación en los conflictos.

Un año acompañado por la visita del papa Benedicto al Memorial de los Mártires del siglo XX en San Bartolomeo all’Isola Tiberina, in cui  la que celebró el cuarenta aniversario de Sant'Egidio junto a la Comunidad con palabras extremamente cariñosas y alentadoras:

“Queridos amigos de la Comunidad de Sant'Egidio, vosotros disteis vuestros primeros pasos precisamente aquí en Roma en los años difíciles después del 68. Hijos de esta Iglesia que preside en la caridad, y luego difundisteis vuestro carisma en muchos lugares del mundo. La Palabra de Dios, el amor por la Iglesia, la predilección por los pobres y la comunicación del Evangelio han sido las estrellas que os han guiado testimoniando, bajo cielos distintos, el único mensaje de Cristo. Os doy las gracias por esta obra apostólica vuestra; os doy las gracias por la atención a los últimos y por la búsqueda de la paz, que distinguen a vuestra Comunidad".

El Presidente de la República Giorgio Napolitano, que intervino personalmente en la celebración del 40 aniversario de la Comunidad presidida por el cardenal Secretario de Estado, Tarcisio Bertone en la Basílica de San Juan de Letrán pronunció para la ocasión palabras significativas:

"La vuestra es una comunidad eclesial y social", dijo, "miráis con inteligencia las cosas del mundo, movidos por la pasión cristiana". El jefe del Estado tambén subrayó la necesidad de "subsidiariedad" en la actuación diplomátic: "Hacen falta instituciones públicas - dijo el jefe del Estado -, pero también instituciones como la vuestra, con la que sabemos que podemos contar".

La oración ocupa el centro de la vida de la Comunidad; allí donde hay una comunidad de Sant'Egidio, en muchos lugares de Italia y del mundo, hay una oración abierta para todos.

Así se explica que la oración principal de la comunidad de Sant'Egidio, en la basílica de Santa Maria in Trastevere, se haya convertido en un lugar de peregrinación y de oración en la ciudad de Roma, con unas 300.000 personas al año. La oración de la tarde, cada tarde desde hace 35 años, la ha convertido en uno de los "santuarios urbanos" más visitados en Roma y en el mundo, el único abierto por la tarde. La oración se transmite en directo por la radio del circuito radiofónico InBlu, en Italia, y se puede seguir en directo por la página web.

El 40 año de la Comunidad terminó con un inicio, y el inicio es africano.

Bandaká, Republica Democrática del Congo. El gran río, el Ecuador, la belleza de la naturaleza, allí donde no llega la corriente eléctrica, allí donde viven los pigmeos y donde llegan pocos blancos. Sin embargo, ha llegado imparable el sida. Hace pocos días se completó la llegada en barcazas del material para abrir el primer laboratorio de biología molecular y del primer centro de salud anti-sida del programa DREAM, que se ocupa de poner en marcha la terapia completa del programa global de prevención y ataque contra el sida destinado a cubrir todas las mujeres de la zona y permitir que nazcan sanos los nuevos niños también de madres seropositivas o con sida. Es el programa más avanzado, por los resultados, de toda África subsahariana, con el 98 por ciento de niños cubiertos por el programa que nacen sin virus VIH de madres seropositivas o con sida, además de 90 adultos por centro que aprenden a vivir y a trabajar a pesar de haber contraído el sida y un papel innovador y fundamental de las mujeres, que pasan de ser excluidas a ser el jefe de la recuperación de la sociedad civil. Es una iniciativa sin precedentes, en una de las zonas rurales y con condiciones ambientales extraordinarias pero desfavorables par alos programas de sanidad pública, el prototipo de que es posible hacer frente seriamente al sida en cualquier situación. En colaboración con los Centros de Salud puestos en marcha por las Hermanas Vicencianas: otro ejemplo para crear servicios de defensa de la vida y de la dignidad humana, de acceso gratis para todos, que abre nuevas necesidades de recogida de fondos para la Comunidad, pero que inaugura también un modelo replicable en gran parte del continente africano.

Es también una dirección en la que vale la pena trabajar, reconfortada también por los reconocimientos internacionales, como el Premio de la business community de Nueva York a Banca Intensa por el Project Malawi cuyo eje el DREAM.

Una dirección que presenta sus dificultades, en un tiempo de reducción de las donaciones y de las iniciativas de social corporate responsibility a nivel planetario, así como de la cooperación al desarrollo en muchos países desarrollados del mundo y sobre todo en Italia.

También el último año en el servicio a los pobres, en la participación en el discurso público, en la práctica de vida, ha representado una propuesta para reforzar las razones de la convivencia, un arte de la convivencia , en un tiempo de mayores contraposiciones. Las conferencias de prensa sobre los gitanos, sobre la pobreza en Italia, las propuestas para eliminar las campañas de identificación de los gitanos los rasgos discriminatorios de la identificación por etnia y religión que habrían aislado a Italia en Europa, la publicación del libro Il caso zingari, que ha introducido en el debate cultural la categoría del "antigitanismo" como punto cultural y antropológico no resuelto de Europa, las numerosas iniciativas de amistad y diálogo con el mundo judío italiano e internacional incluso en un periodo marcado por tensiones en el camino del histórico diálogo hebreo-cristiano (hasta la única manifestación junta, en el Centro Pitigliani de Roma, en ocasión de la Semana de amistad hebreo-cristiana), dan la cifra de un año de la Comunidad de Sant'Egidio, mientras que se ha gastado para los cristianos en dificultad en Irak, en India, en Pakistán, la paz o al menos el final de los enfrentamientos en Oriente Medio y en otras partes del mundo..

El mes de mayo se entregán a Andrea Riccardi, para la Comunidad de Sant’Egidio, el Premio Carlo Magno – que se otorgó el mes de octubre - considerado uno de los reconocimientos europos más prestigiosos a aquellos que han trabajado de manera innovadora para construir las bases culturales y civiles del papel en Europa por una convivencia pacífica en el mundo, y que se ha otorgado normalmente a jefes de Estado y a líderes políticos europeos y excepcionalmente a personalidades no políticas.

El año pasado estuvo marcado por numerosas visitas y encuentros de amistad y de colaboración, desde el primer ministro de Costa de Marfil, Soro, hasta el presidente de El Salvador, y el presidente de la Unión Africana. Desde testimonios de la vida y del perdón, condenados a muerte inocentes y liberados tras años en el corredor de la muerte como Curtis McCarthy, hasta Angela Merkel. 


Pero ha sido un año marcado desde el inicio, evidente, de la crisis financiera mundial y por las dudas sobre el mercado como único motor autorregulador del desarrollo humano del planeta. Y del aumento de los precios de los alimentos en todo el mundo después de decenios de estabilidad, con verdaderas guerras del pan en diferentes países y capitales del mundo, y un aumento del número de seres humanos que han caído bajo el límite de la pobreza absoluta. En 37 países del mundo se han registrado revoluciones del “pan”, del “cous cous” y del “arroz”, mientras ha aumentado el número de personas que han caído bajo el límite de la pobreza relativa en el mundo desarrollado. La Comunidad de Sant’Egidio se ha sentido comprometida en reafirmar las razones de la convivencia, a contrastar las tentaciones de culpabilidad de los pobres y de los inmigrantes, a ayudar a las sociedades civiles de los países en los que está presente, a no activar una cultura de desprecio de las minorías que corre el riesgo de ser peligrosa y que asuma poco a poco las formas del sentimiento anti-gitanos, del antisemitismo, de la xenofobia y de la criminalización de las minorias sociales o étnicas, de los inmigrantes en Italia y en Europa o en África o en otros continentes. Y  ha lanzado planes extraordinarios para sostener poblaciones afectadas por la violencia ligada a la falta de alimento y de trabajo, de Guinea-Conakry a Mozambique.

El trabajo por la paz a nivel internacional ha comprometido en el año pasado a la Comunidad en un trabajo para humanizar y vencer las razones del conflicto, o para el inicio de negociaciones y coloquios de paz del Darfur, a Togo, a Uganda del Norte, al Congo, mientras ha continuado el compromiso a nivel mundial contra la pena capital: desde la adhesión de más de 900 Ciudades, también en países retencionistas, a la Jornada internacional de las Ciudades contra la Pena de Muerte, las Ciudades por la Vida, a la conferencia internacional que ha reunido a 15 ministros de la justicia y responsables de África, Europa y América Latina, y ha creado itinerarios de acompañamiento legislativo y apoyo a los itinerarios de abolición y adhesión a la Resolución de la ONU: la abolición definitiva en el 2008 de la pena capital en Uzbekistan, Burundi y Togo y el resultado de 106 votos favorables contra 48 contrarios a la aprobación de la Resolución de la ONU están en parte conectados directamente a este trabajo de la Comunidad y de la sinergia con WCADP e instituciones internacionales, una estrategia con la que trabaja la misma Comunidad de Sant'Egidio y que registra una aceleración y éxitos significativos también en el último periodo.

Es imposible resumir un año, en todos los continentes, cargado de hechos. Pero todo bajo el signo de la paz que ha sido el código de la vida cotidiana de la Comunidad de Sant'Egidio. Paz en la Marcha de inicio de año, en la Marcha de la memoria con las comunidades hebreas en diferentes partes del mundo (más de cincuenta iniciativas en el mundo y en Italia para superar desde la raíz el antisemitismo, con marchas, gestos públicos, congresos, a favor de las comunidades hebreas en un tiempo marcado por la confusión entre la solidaridad con la causa palestina y un cada vez más difundido y peligroso sentimiento anti-hebreo), en el marco de un tejido social que corre el riesgo de fragmentarse en las ciudades europeas bajo la crisis social y económica, y en el Sur del mundo, en un trabajo de educación para la convivencia y para la paz sobretodo con los niños de la calle, las poblaciones de refugiados, en un contraste activo de la violencia difusa en las grandes periferias del Sur del mundo, a través de las propuestas alternativas de las “escuelas de la Paz”, del “País del Arco Iris”, las adopciones a distancia, el programa de inscripción al registro civil “Bravo!, en Madagascar, Costa de Marfil y otros países, a la vigilia de un plan global de inscripción al registro en Burkina Faso, donde el problema afecta a más de un tercio de la población y la mitad de los nuevos nacimientos.

Paz y diálogo.  Con la punta más visible y alta en el Encuentro Internacional  Hombres y Religiones, en la continuación del "Espíritu de Asís”.

La XXII edición, por segunda vez en colaboración con una Iglesia ortodoxa, la de Chipre, guiada por el arzobispo Crisóstomo, ha entrado en el corazón de la última herida y división de Europa, en el corazón del Mediterráneo. La última frontera de Europa que está marcada por un muro que divide la parte ocupada por el ejército turco después de la crisis en 1973, ha sido atravesada muchas veces durante el encuentro mundial interreligioso en el que han participado extraordinarias personalidades de paz y reconciliación: como Ingrid Betancourt y el rabino David Rosen, como el obispo Slejman, de Bagdad. Delegaciones de las diferentes religiones y de la Comunidad de Sant'Egidio han encontrado las tres partes del conflicto y de la negociación para la reunificación y contribuido con un icono de paz y de diálogo para imaginar también en el ámbito de la sociedad civil una reunificación en el respeto de todos.

Ha sido la reafirmación del "Espíritu de Asís" como centro de una "pedagogía de la paz" y como necesidad histórica en un tiempo de conflictos y de uso instrumental de las religiones y del factor nacional.

La participación de una delegación de la Comunidad a los funerales del Patriarca de Moscú Alexis II y en la de la entronización del nuevo Patriarca de Moscú y de todas las Rusias Kirill, en el marco de una grande e histórica amistad de significado ecuménico y de carácter personal reforzadas por los muchos encuentros en Moscú y en la participación del entonces metropolita Kirill en muchas iniciativas promovidas por la Comunidad bajo el signo del diálogo y de la colaboración entre cristianos, han sido los momentos más significativos de muchas otras etapas de compromiso ecuménico, durante el año.

Paz, diálogo, humanización y defensa de la vida débil. De los condenados a muerte a los ancianos no autosuficientes, a los minusválidos que en el Movimiento “Gli Amici” han encontrado el lugar y los instrumentos para hablar a la ciudad y al mundo. Y también en lal práctica cotidiana, en la búsqueda de alternativas a la institucionalización, pero también a la muerte anticipada por la incapacidad de contrastar el aislamiento, el dolor, y por una mentalidad vitalista a la que cuesta reconocer la dignidad de la vida humana en el sufrimiento; todo esto en una sociedad confundida por el debate sobre los límites de la vida, tentada por las simplificaciones y por códigos de ley no inmunes a las tentaciones de eutanasia como atajo delante de la amplitud del problema de la soledad y del sufrimiento en los últimos años de la vida.

“No es un camino simple el de los pacificadores, y verdaderamente la Comunidad de Sant'Egidio lo encarna de una manera extraordinaria y original”, decía un grande teólogo y testimonio del siglo XX desaparecido este año, Olivier Clément. Desaparecido en un año que ha visto apagarse otras luces que han acompañado con afecto y amistad y estima la Comunidad de Sant'Egidio: sor Emmanuelle Cinquin, la amiga de los pobres y entre los pobres chiffonniers de El Cairo, y Chiara Lubich, testimonio de la unidad y de la vitalidad del amor cristiano y de la maternidad de la Iglesia en toda circunstancia.



“Sólo un cristianismo profundizado lentamente y generosamente puede ser la brújula que nos permita navegar en el océano de este mundo difícil y complicado” -continuaba Olivier Clément en un libro dedicado a la Comunidad- “ A vosotros os toca jugar, amigos de Sant’Egidio. No obstante, ¡Me parece que vosotros jugáis bien! A cada cristiano el juego . ¡Y es bonito jugar a las anchas!”.

Es lo que uno se ha esforzado en ser y en vivir.



NOTICIAS RELACIONADAS
1 Septiembre 2016

1 de septiembre, memoria de Sant'Egidio . La Comunidad, que ha tomado su nombre da gracias en todo el mundo


Monje de Oriente que viajó a Occidente. Vivió en Francia y se convirtió en padre de muchos monjes. La Comunidad de Sant'Egidio debe su nombre a la iglesia de Roma dedicada al santo y lo recuerda en la oración, en todo el mundo
IT | EN | ES | DE | FR | PT | CA
2 Abril 2016

Hace 11 años murió #JuanPabloII. Los encuentros, las palabras y su amistad con Sant'Egidio


Dosier Juan Pablo II
IT | ES | PT | CA
10 Febrero 2016

Mensajes de felicitación de todo el mundo por el 48 aniversario de la Comunidad de Sant'Egidio

IT | ES | PT
4 Febrero 2016

Pobres y amigos de los pobres: el pueblo de Sant'Egidio celebra hoy el 48 aniversario de la Comunidad


El regalo más grato: le llegada de la primera familia de refugiados sirios con los corredores humanitarios Liturgia en San Juan de Letrán a las 18.30 h presidida por monseñor Matteo Zuppi, arzobispo de Bolonia
IT | ES | DE | FR
20 Enero 2016
BUDAPEST, HUNGRÍA

Premio Wallenberg a la Comunidad de Sant'Egidio por su trabajo contra toda forma de racismo y por su acogida de los refugiados

IT | ES | DE | PT | CA | RU
31 Diciembre 2015

Paz en todas las tierras 2016: una marcha contra la indiferencia


El 1 de enero en Roma y en más de 800 ciudades del mundo comenzamos el nuevo año con un paso de paz
IT | ES | FR | CA
todas las noticias relacionadas

PRENSA RELACIONADA
30 Junio 2016
Corriere della Sera
Le buone notizie viaggiano in treno (su Italo)
28 Mayo 2016
L'Osservatore Romano
In alto e lontano
27 Mayo 2016
L'Eco di Bergamo
La Comunità di Sant'Egidio: «Ha tenuto viva la memoria di Roncalli e del Concilio»
24 Mayo 2016
La Repubblica
Il Papa abbraccia l'imam di Al Azhar
11 Mayo 2016
Il Mattino
Comunità di Sant'Egidio: mezzo secolo di solidarietà
todo relacionado con la prensa

Per Natale, regala il Natale! Aiutaci a preparare un vero pranzo in famiglia per i nostri amici più poveri