change language
usted está en: home - ecumenis...diálogo - encuentr...r la paz - cracovia 2009 cómo contactarnosnewsletterlink

Sostiene la Comunidad

  

Para abrir vías de salvación para los refugiados y evitar los viajes de la muerte, APOYA los #corredoreshumanitarios. HAZ UN DONATIVO AHORA

¡Ya ha llegado el Rejuguete 2016! De la ecología a la solidaridad, los niños también ayudan a África

Vuelve la iniciativa de venta de juguetes reciclados en las plazas de Europa para apoyar la lucha contra el sida en África. Todos los eventos

El libro para preparar la comida de Navidad con la Comunidad de Sant'Egidio está disponible online en 5 idiomas

Desde hoy se puede descargar gratuitamente la versión digital del libro "La comida de Navidad en inglés, francés, español, portugués e indonesio".
06/12/2016
Memoria de la Madre del Señor

La oración cada día


 
versión para imprimir
7 Septiembre 2009 09:30 | Ayuntamiento de Cracovia – Sala B

Intervención



Patricia Eugenia Ynestroza Navarrete


Journalist of Vatican Radio

El tema de hoy es tan amplio, sin embargo me concentraré en una parte del continente latinoamericano, que como sabemos muy bien es en parte un mundo globalizado. Iniciemos considerando cuanto es grande nuestro continente, dividido en tres partes, América del norte, América del Sur, y Centro América y el Caribe, en el continente latinoamericano se habla el español, el portugués pero también el inglés y el francés. En Centro América se encuentra mi país, Honduras, una nación, de 120 mil  km cuadrados, con casi 7 millones de habitantes, donde hablamos español, donde la mayoría es católica.

Hablaremos en estos pocos minutos de la globalización en el continente latinoamericano, o sea que papel desempeña América Latina en este mundo globalizado. Antes de entrar en detalles sobre el tema desde los aspectos económico, político y mediático, quisiera abordar el concepto del término partiendo con lo que dijo el cardenal arzobispo de Tegucigalpa, Oscar Rodríguez Maradiaga en una Conferencia en Costa Rica en el 2001. EL término globalización dijo, “nos indica que estamos construyendo un mundo caracterizado por la unidad, por la progresiva multiplicación de las relaciones de convivencia, por la igualdad de todos los pueblos y por una interdependencia solidaria. Y según la Declaración de Copenhague del 2000 se declara que la globalización es consecuencia del aumento de la movilidad humana, del progreso de las comunicaciones, del gran aumento del comercio, de las corrientes de capital y de los avances tecnológicos”.

Para el continente latinoamericano este es un gran reto, lograr cumplir con los requisitos de esta globalización, si se considera que en muchos aspectos, Latino América no esta a  la altura para poder considerarse una misma familia con los otros continentes, pues los latinoamericanos tenemos varios huecos en nuestra economía, en nuestra política y en nuestra cultura.....

Aunque si tratamos de cumplir y seguir con los requisitos de la globalización, en el plano económico es difícil, considerando que muchos de nuestros países están en un nivel de pobreza, por no hablar de miseria, que deja mucho que desear y hay una diferencia de clases dentro de la sociedad,  esta división dentro de cada una de nuestras sociedades, nos separa aun mas del alcance de una globalización a nivel económico. Tal vez en el único momento en que América Latina ha  alcanzado una unidad con los demás continentes  ha sido en el momento de utilizar los medios de comunicación, y actualizarnos, y dentro del campo mediático lograr dar nuestro aporte no perfecto, sino mas bien imperfecto al mundo, ofreciendo nuestra cultura, nuestro idioma, nuestra religión, nuestra fe, eso sí, que a pesar de las amenazas de las sectas y del pentecostalismo logramos caracterizarnos como lo que fuimos en la época de Juan Pablo II, como el continente de la esperanza, este continente, que vive  y reza al mismo tiempo y que hace de Dios su casa, y no teme pronunciarlo en cada momento de su vida.

Cuando hablamos del factor político que ha vivido y vive el continente y que de eso depende para entrar en el mundo globalizado, América Latina, vivió en los años 70-80 un periodo de dictaduras, pero este paso ha sido superado, al menos en apariencia. Tenemos que hacer todo lo posible para que el  continente latinoamericano no viva más la amenaza de nuevas ideologías que pueden llevar a nuevas formas de dictaduras tal vez peores. Dictaduras que violan los principios morales y religiosos de los pueblos, utilizando para ello, la economía y el mercado corrupto. Desde hace algunos años, hay una lucha latinoamericana  por mantener las democracias, democracias que muchas veces son frágiles pero que las  ofrecemos al mundo globalizado. Países pequeños como Honduras se ven amenazados en su democracia. En este sentido cito el ejemplo de la difícil situación que esta viviendo mi Nación, y como este hecho político se ha visto envuelto en el mundo mediático globalizado.

Desde el año pasado, el arzobispo de Tegucigalpa y la Iglesia hondureña son víctimas  de duros ataques de parte de un sector del pueblo, producto de una polarización surgida gracias a métodos fraudulentos, provenientes del exterior, según el cardenal Rodríguez, y una buena parte de la población.

La Iglesia se siente atacada y víctima de un plan pre establecido. ¿Pero cuál es este plan? destruir a la Iglesia Católica, sus jerarcas y su reputación moral. Debemos recordar que la Iglesia en Honduras es una Institución de gran credibilidad. No está lejos la situación actual del “estado de persecución religiosa” y “amenaza directa a la libertad de culto”, vivido también en otras partes del mundo. ¿Pero qué es lo que esta pasando actualmente en mi país a nivel político? Desde hace un año el presidente hondureño, ha insistido y trató por todos los medios  alcanzar una consulta popular, a pesar de que lo prohibe la Constitución. Buscando una reelección, no le importó ir en contra de la Carta Magna, y no contar con el apoyo de  los otros dos poderes del Estado, ni de las Fuerzas Armadas, aplicó la prepotencia y abuso de su poder. De allí que los otros dos poderes del Estado decidieron, sustituirlo el 28 de junio, siguiendo los procedimientos que indican las leyes de Honduras y su Constitución democrática.

Según el pensamiento común de una mayoría del pueblo, hoy, Honduras está viviendo un cambio de gobierno debido a estas violaciones que realizó su ex presidente. Un error en este procedimiento fue haberlo conducido a otro país, y así permitirle que viajase por el mundo diciendo cosas inexactas  sobre lo que esta ocurriendo en la Nación, y una de ellas, tal vez la  más vergonzosa que dijo fue cuando se presentó ante la Asamblea General de las Naciones Unidas denunciando masacres en Honduras. La semana pasada  vino la Comisión interparlamentaria de DDHH y dijo que no era verdad, en efecto el informe preliminar sobre la situación de los derechos humanos en Honduras, elaborado por la comisión desdice a quienes quisieron venderle al mundo la idea de que en este país se están ejecutando matanzas de sus ciudadanos. Los únicos 2 muertos, y se lamenta tanto por este hecho, fueron durante las manifestaciones en favor del ex presidente Manuel Zelaya.

A partir del 28 de junio mi pueblo desde sus casas, encendiendo sus computadoras, conectándose con internet, facebook, twitter, correos electrónicos no ha dejado de mandar mensajes al mundo para contrarrestar la versión  del presidente, que además ha denotado en todo este tiempo una actitud poco coherente, en lo que se refiere a tratar de seguir un objetivo, que aun no se entiende que quiere, un tiempo creíamos que era nada mas el de la cuarta urna, o sea el de obtener su reelección.... ahora hay una gran incógnita, que si regresa al país, que si no regresa mas... La globalización en este caso elabora su parte negativa y positiva, por un lado, el mundo y la comunidad internacional oyeron la versión que el presidente daba a los medios oficiales, pero por otro seguía la red de información oficiosa llamémosla así, donde aclaraba los puntos.

El mundo ha visto lo que ocurrió en Honduras como un golpe de estado en vez de considerarlo, según la Constitución hondureña,  un Estado de derecho, donde existe un Presidente interino que tiene el objetivo de pacificar, de conducir al país hacia las elecciones,  unas elecciones que también ahora son cuestionables por el mundo entero, y nadie quiere saber que fueron organizadas desde el año pasado, por consiguiente son legales, y que no han habidos cambios de ningún tipo desde junio hasta ahora... por tanto mantienen su vigencia... entonces ¿por qué no aceptarlas?... como fuerte prueba que en mi Nación no hay un golpe de Estado, el Presidente interino ha dicho en esto días que renuncia a su cargo y deja su puesto al que le sigue en sucesión democrática, según la Constitución, o sea el presidente de la Corte suprema de Justicia. Esta situación que vive Honduras, esta afectando a todo el continente latinoamericano, sobretodo a nivel económico, y comercial. Se habían iniciado obras de interés social y económico, que beneficiaban a toda la región centroamericana, y las infraestructuras se estaban construyendo en Honduras, a raíz de esta crisis política, la ayuda económica que estaba enviando EEUU ha sido suspendida.

En fin, para concluir, creo que la globalización se encamina bien siguiendo la escala de valores morales y religiosos, buscando la integridad del ser humano, y una unidad dentro de la solidaridad sobre todo hacia el más necesitado para poder igualar las fuerzas, poder mejorar las economías y las democracias en todos los países. Pero más bien el mundo camina más hacia el individualismo, el materialismo, el capitalismo salvaje se apodera de las sociedades, y busca la competencia despiadada por alcanzar el punto más alto, convirtiéndose en el único objetivo, y con tal de alcanzarlo no importa si detrás el individuo se lleva de por medio una cadena de seres humanos  destruyendo  todo lo que este a su paso con tal de obtener sus objetivos principales e intereses económicos.

Creo que este es un foro importante para soñar, con el siervo de Dios Juan Pablo II y enmarcados en los parámetros de la caridad que nos indica el Papa Benedicto XVI, en la globalización de la solidaridad. Soñemos con que un día la Organización de Estados Americanos, la Unión Europea y hasta las Naciones Unidas puedan entrar por caminos de globalizar la democracia, globalizar la autodeterminación de los pueblos, globalizar el respeto de cada nación y globalizar la no agresión bélica de un pueblo contra otro.

Los países caminan en base a sus intereses económicos, y a partir de allí, si ocurre una violación de los derechos humanos en una Nación, y hay intereses de por medio entonces se pueden denunciar o no. Por tanto, a partir de allí, se deduce que los países no son amigos, tienen solo intereses...y Honduras lo descubrió  de una manera abrupta. En medio de un aislamiento, que la conlleva a la soledad, a la desesperación, sin saber qué futuro le espera a nivel económico, político-social, y mientras tanto la polarización crece, pues mientras se le aísla más a nivel internacional, aumenta el divisionismo y la lucha de clases que por primera vez turba a la sociedad. Esperemos que algún día la globalización ayude a los países subdesarrollados, a crecer en sus economías y en sus democracias y se alcance la globalización de la solidaridad hacia el más necesitado.

Para concluir, pienso que el texto donde podemos encontrar mas que indicaciones, respuestas para las interrogantes de nuestra era moderna, donde el hombre muchas veces no es mas el sujeto  de la acción globalizadora sino mas bien el objeto, estoy hablando de la Encíclica del Papa Benedicto XVI, Caritas in veritate, en la cual el afirma que “el hombre no se desarrolla únicamente con sus propias fuerzas, así como no se le puede dar sin más el desarrollo desde fuera. A lo largo de la historia, se ha creído con frecuencia que la creación de instituciones bastaba para garantizar a la humanidad el ejercicio del derecho al desarrollo. Desafortunadamente, se ha depositado una confianza excesiva en dichas instituciones, casi como si ellas pudieran conseguir el objetivo deseado de manera automática. En realidad, las instituciones por sí solas no bastan, porque el desarrollo humano integral es ante todo vocación y, por tanto, comporta que se asuman libre y solidariamente responsabilidades por parte de todos. Por lo demás, sólo el encuentro con Dios permite no «ver siempre en el prójimo solamente al otro», sino reconocer en él la imagen divina, llegando así a descubrir verdaderamente al otro y a madurar un amor que «es ocuparse del otro y preocuparse por el otro»  cap. 1 11. [16- 18] el mensaje de la Populorum Progressio, enciclica Caritas in veritate. Gracias.


Cracovia 2009

El saludo del papa Benedicto XVI en el Ángelus


{PROGRAMMA_BOX_PP}

Programa

Italiano - English - Polski


06/12/2016
Memoria de la Madre del Señor

La oración cada día


Per Natale, regala il Natale! Aiutaci a preparare un vero pranzo in famiglia per i nostri amici più poveri