news

Las comunidades judías italianas se suman a los corredores humanitarios de Sant’Egidio y la FCEI. Acogen a la primera familia en Milán

28 Lee Todo 2020 - MILÁN, ITALIA

Judaísmocorredores humanitarios

Compartir En

El martes 28 de enero llega a Milán una familia siria acogida en Italia con pancartas de "Bienvenidos” gracias a los corredores humanitarios. La acogida de las siete personas (padres con cuatro niños y otro pariente) cuenta con la ayuda de la Unión de Comunidades Judías Italianas (UCEI) y de la Comunidad judía de Milán, cuyos miembros colaborarán con la Comunidad de Sant’Egidio para integrar a los recién llegados a la capital lombarda. Se amplía así la alianza entre comunidades de creyentes que han hecho realidad el proyecto impulsado desde 2016 por la Comunidad de Sant’Egidio, la Federación de Iglesias Evangélicas de Italia y la Mesa Valdesa.

La familia, de religión musulmana, llegó al aeropuerto de Fiumicino de Roma con un vuelo de Alitalia y proviene de Alepo, históricamente ciudad de convivencia entre religiones diferentes que hace nueve años que sufre la tragedia de la guerra. Antes de su llegada pasó un tiempo en un campo de refugiados del Líbano. Ya son más de 2400 los refugiados que han sido acogidos en Italia gracias a los corredores humanitarios: sirios que huyen del conflicto y personas provenientes del Cuerno de África. El proyecto también está activo actualmente en Francia, Bélgica y Andorra.

En Milán la familia se alojará en un piso de la zona sur de la ciudad. La acogida difusa es un elemento fundamental de un proyecto totalmente autofinanciado, se está facilitando la inserción de los refugiados en el tejido civil y social del país, en el circuito educativo para los menores y en el laboral para los adultos, lo que representa un gran beneficio para la sociedad.



Las comunidades judías italianas se suman a los corredores humanitarios de Sant’Egidio y la FCEI. Acogen a la primera familia en Milán
Las comunidades judías italianas se suman a los corredores humanitarios de Sant’Egidio y la FCEI. Acogen a la primera familia en Milán