news

Sant’Egidio ayuda a la diócesis de Vasai (India) en la vacunación contra la covid-19

18 Agosto 2021 - VASAI-VIRAR, INDIA

IndiaCovid-19

Carta de monseñor Felix Machado

Compartir En

India es uno de los países del mundo más afectados por la covid. Con sus 31 millones y 600.000 casos confirmados está solo por detrás de Estados Unidos. Los muertos son muchos (423.000 en una población de 1300 millones) pero hay dudas sobre los datos reales sobre todo a causa de las condiciones socioeconómicas muy variables. En este contexto la Comunidad de Sant’Egidio ha enviado ayuda a la diócesis de Vasai para ayudar en la vacunación contra la covid-19, que la Iglesia local está llevando a cabo junto al Gobierno. Publicamos la carta de agradecimiento de monseñor Felix Machado, obispo de Vasai y Secretario general de la Conferencia Episcopal de India.

Querido Alberto,
te escribo para expresarte mi profunda gratitud y la de todos los fieles de nuestra diócesis de Vasai,  a la Comunidad de Sant’Egidio por el gesto visible de profunda amistad y de concreta solidaridad que habéis querido manifestar enviándonos una valiosa ayuda económica en un tiempo difícil para nosotros, a causa de la fuerza y de la rapidez de la difusión del coronarivus en India y en la zona de nuestra diócesis, donde escasean y en cualquier caso son insuficientes las camas de hospital,  faltan bombonas de oxígeno y medicamentos en general y, sobre todo, no hay vacunas, ni tampoco la posibilidad de que lleguen.

Como acordamos, el dinero que hemos recibido se  utilizará para vacunar a personas de todas las religiones.

Todas las mujeres y los hombres de nuestra tierra, de culturas y religiones diferentes, y más aún los ancianos y los más débiles, han sufrido un duro golpe durante la segunda oleada de la pandemia de covid-19. Las ha cogido casi desprevenidas y el coronavirus ha provocado la infección de casi todas las familias. Muchas familias han tenido que gastar mucho dinero para cuidar a las personas infectadas y se han perdido muchas vidas, mientras que los niños se han quedado huérfanos. Por eso yo, personalmente, junto a los sacerdotes de nuestra diócesis, decidimos comprar vacunas   y mantener siempre abiertas las iglesias, con médicos y enfermeros de nuestros hospitales de la zona y transformarlas en  hospitales de campaña para vacunar al mayor número de personas posible (cristianos, hindúes, budistas, musulmanes, a todo aquel que lo necesite). Se trata realmente de "centros de vacunación interreligiosos", abiertos a todos...

A causa de la dificultad por almacenarlas en grandes cantidades, los hospitales compran las vacunas en pequeñas cantidades. Las parroquias compran las vacunas a los hospitales (sobre todo el Cardinal Valerian Gracias Memorial Trust Catholic Hospital) que las compra directamente al Serum Institute de Pune.

En estos tiempos trágicos la Comunidad de Sant’Egidio se ha puesto en contacto con nosotros, expresando así solidaridad  y fraternidad humana. Gracias por vuestro gesto, amable y afectuoso, realmente humano y, sobre todo,  cristiano.

Están llegando las unidades de vacunas despacio a causa de la falta de disponibilidad o de su número reducido. Hasta el momento poquísimas personas se han podido vacunar. En las zonas rurales hay gente que se niega a vacunarse. Tienen miedo de que la vacuna provoque la muerte. Hemos guardado el dinero en reserva porque al final todas las personas se motivarán a vacunarse porque creemos que la "inmunidad de rebaño" debilitará la fuerza del virus covid-19 y salvará la vida de las personas.

Ahora mismo hay campañas de vacunación en muchas de nuestras parroquias. Pedimos a quien quiera vacunarse que paguen la vacuna o al menos aporten cuanto pueda. Si alguien no puede pagar el dinero que cuesta la vacuna, utilizaremos el fondo que hemos creado con el donativo de la Comunidad de Sant’Egidio. Algunas personas pagan más de lo que cuesta, de modo que compensan a los que pueden pagar menos.

Con algunos amigos hindúes, pedimos a todas las personas de todas las religiones que se procuren vacunas. El Gobierno controla rigurosamente las iniciativas de vacunación, aunque da poquísimas vacunas gratis a las personas. Puesto que hay que salvar todas las vidas, no confiamos que las vacunas del Gobierno sean suficientes, puesto que su distribución es muy limitada, y además las personas tienen problemas por seguir todo el proceso (inscripción online, citas y calendario de vacunación).

Organizaremos también algunos centros de vacunación en localidades hindúes, budistas y musulmanas. Cuando haya personas que no puedan pagar todo el importe, o no puedan pagar nada, utilizaremos el dinero de la donación de la Comunidad de Sant’Egidio. Enviaremos a la Comunidad de Sant’Egidio un informe final del uso que se ha hecho del dinero destinado a la diócesis de Vasai. Vamos a pedir a los jóvenes (a los que Alberto conoció durante sus visitas a Vasai) que nos ayude a organizar campañas de vacunación en lugares donde los lugareños son reacios a vacunarse.

Os agradezco nuevamente de corazón vuestro gesto y aprovecho la ocasión para renovar nuestros vínculos fraternos que nos unen desde hace muchos años y para dar las gracias juntos al Señor por las preciosas manos que los miembros de la Comunidad de Sant’Egidio han tendido a Vasai en estos trágicos tiempos del covid-19. Gracias.

Con profunda amistad, que el Señor os bendiga

Arzobispo Felix Machado, obispo de Vasai y Secretario general de la Conferencia Episcopal de India