news

ACNUR y la Comunidad de Sant’Egidio firman un acuerdo sobre la protección de los refugiados a nivel mundial

16 Diciembre 2021

Refugiados

Compartir En

ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados y la Comunidad de Sant'Egidio firmaron hoy un memorando de entendimiento destinado a establecer un marco de cooperación global para una respuesta eficaz a las necesidades de los refugiados y mejorar el acceso humanitario y la respuesta de emergencia. El acuerdo fue firmado por Filippo Grandi, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, y por el profesor Marco Impagliazzo, presidente de la Comunidad de Sant'Egidio, al margen de la reunión de altos funcionarios en Ginebra.

El Memorando de Entendimiento tiene como objetivo establecer un marco para fortalecer la colaboración operativa en áreas de crisis, prevenir y responder a emergencias y abordar situaciones de importancia mundial y regional. Además, prevé el mantenimiento de una colaboración estrecha y periódica con respecto a los Corredores Humanitarios, un programa de patrocinio comunitario que permite la llegada segura y regular de refugiados a Europa. Los Corredores Humanitarios en 2019 fueron galardonados con el Premio Nansen de ACNUR para la sección Europa, en reconocimiento a los excelentes logros en materia de protección a los refugiados, permitiéndoles reconstruir su futuro con seguridad y dignidad sin arriesgar sus vidas en viajes muy peligrosos.

"Con un número sin precedentes de personas obligadas a huir en todo el mundo, este acuerdo con la Comunidad de Sant'Egidio es fundamental y mejorará nuestra cooperación de larga duración al fortalecer la promoción de vías seguras y regulares para el asilo, particularmente a través de su programa Corredores Humanitarios”, dijo el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi.

"En muchos años de cooperación hemos verificado la complementariedad entre Sant’Egidio y ACNUR y hemos descubierto que trabajar juntos de forma concreta nos hace más efectivos. Los Corredores Humanitarios, una buena práctica basada en la sociedad civil que promueve la integración de los refugiados, puede convertirse en un modelo para toda la Unión Europea”, comentó Marco Impagliazzo, presidente de la Comunidad de Sant'Egidio.

Sant'Egidio es una comunidad cristiana fundada en 1968 y presente en 73 países de todo el mundo. Durante décadas ha estado involucrada en crisis geopolíticas mediante la realización de actividades humanitarias; actúa para la prevención de crisis humanas y guerras, promoviendo diálogos y negociaciones para la resolución de conflictos a través de la mediación; favorece el diálogo interreligioso y persigue el respeto de la libertad religiosa y los derechos de las minorías, con especial atención a los refugiados y migrantes.