news

El pesebre es el signo de que Jesús está cerca y nosotros podemos ser sus brazos y su sonrisa. ¡Feliz Navidad!

21 Diciembre 2021

#NavidadParaTodos
Comida de NavidadMarco ImpagliazzoNavidad

Compartir En


Activa los subtítulos en YouTube

Queridos amigos,

La Navidad siempre trae consigo signos hermosos y buenos. Uno de estos es el pesebre: aquí vemos el que hay en la iglesia de Sant’Egidio, es un signo familiar y un signo hermoso de la Navidad. Francisco de Asís quiso hacerlo para mostrar que el niño Jesús estaba entre nosotros. Está cerca de nosotros. Ese es, precisamente, el mensaje que viene del pesebre y, más en general, de la Navidad: Jesús está cerca, nace para estar cerca de nosotros.
Este es un mensaje muy importante, después de que hayamos experimentado qué triste y qué duro es el distanciamiento y cuántas heridas abre estar lejos de los demás, como nos hemos visto obligados a estar en este largo periodo de pandemia.
Saber que Jesús está cerca de nosotros: esa es la buena noticia. Porque Jesús es portador de una buena noticia: ante todo, que hay un futuro. Un niño que nace nos dice que hay un futuro.
Y este año lo dice a todos los que piensan que su vida no tiene un futuro hermoso y digno. Lo dice a los niños de los campos de refugiados que ni siquiera tienen una escuela; lo dice a todos los refugiados que buscan un futuro mejor en nuestras sociedades.
Lo dice a los ancianos solos, encerrados en asilos sin ni tan siquiera una visita. Lo dice a quienes viven en la calle y buscan ayuda, apoyo, a alguien que los llame por su nombre. A alguien que hable con ellos.
Sí, para nosotros, en Sant’Egidio, este es el mensaje: Jesús está cerca y nosotros quisiéramos ser un poco los brazos de Jesús, la sonrisa de Jesús para muchas personas durante esta Navidad para que todos sepan que hay alguien que está cerca de ellos; que no están solos y que su vida tiene un futuro y un futuro bueno.
Esta es la Navidad de Sant’Egidio mientras preparamos las grandes comidas de Navidad y muchas otras iniciativas para que nadie quede fuera de la alegría y de la fiesta de esta Navidad. Somos responsables de esta Navidad para todos y cada uno de nosotros, por lo que puede hacer y por lo que puede dar. Cada uno de nosotros puede dar mucho.
¡Desde Sant’Egidio les envío el más cálido deseo de feliz Navidad! Que sea una Navidad de alegría, que sea una Navidad de fiesta, que sea una Navidad de cercanía.
Que sea una Navidad en la que, a través de nuestro trabajo y de nuestra amistad de cada día, demostramos que nadie está excluido de la fiesta de Jesús.

¡Feliz Navidad!

Marco Impagliazzo
Presidente de la Comunidad de Sant'Egidio