news

Acojo a una familia de los corredores humanitarios: es una gota en el mar pero así puede cambiar el mundo

17 Mayo 2018 - LUCCA, ITALIA

corredores humanitariosANCIANOS

vídeo de un testimonio de Lucca

Compartir En

Ortensia es una señora anciana de Lucca que hace dos años que acoge a una familia de refugiados sirios que han llegado a Italia con los Corredores humanitarios de la Comunidad. En una entrevista de la Rai sobre el tema "Voluntariado: un mundo que evoluciona", explica de manera sencilla y clara el por qué de su generosa decisión, que ha permitido que una familia que huía de la guerra empezara una nueva vida en Italia.

Publicamos la transcripción del vídeo.

Señora, usted en octubre de 2016 decidió ofrecer una casa que tiene en el centro de Lucca para alojar a una familia de refugiados sirios de Alepo. ¿Por qué lo hizo?

"Había leído que la Comunidad de Sant'Egidio puso en marcha los corredores humanitarios".

"Somos una familia de tres personas: padre, madre y un hijo de 10 años. Él empezó a ir a la escuela en seguida y saca muy buenas notas. En Alepo trabajaba como tipógrafo". ¿Y esos cuadros los has hecho tú? "Sí, son algunos modelos que he hecho".

"Soy consciente de que la mía no es más que una gota en el mar. Querría que las personas que me escuchan se animaran a pensar que se puede hacer algo".