news

Cristina Marazzi visita las Comunidades de Mozambique en ocasión del 50 aniversario de Sant’Egidio

11 Junio 2018 - NAMPULA, MOZAMBIQUE

santegidio50

La ayuda en la cárcel, el programa Bravo, los Jóvenes por la Paz: rostros de una amistad sin fronteras

Compartir En

En ocasión del 50 aniversario de Sant'Egidio, se hizo una gran fiesta en Mozambique por la visita de Cristina Marazzi que se encontró con las comunidades de Maputo, Beira y Nampula, en el sur, el centro y el norte del país.
Durante una semana se han multiplicado
los encuentros con el pueblo de los amigos más pobres: los ancianos, los amigos de las Escuelas de la Paz, los niños de la calle, los presos, que son "el tesoro de la Comunidad", en todos los lugares donde SantEgidio significa humanización, derechos y curación.
Uno de estos lugares es la
cárcel de Nampula, que este año, gracias a la colecta de todas las comunidades del mundo, dispone de un sistema de alcantarillado y de un nuevo depósito de agua de gran capacidad que permite que los presos tengan agua corriente en los nuevos baños. Son obras que han mejorado la higiene y la salud de los presos.
Cristina Marazzi también ha visitado los centros de inscripción gratuita del
Programa Bravo! que en Mozambique ha dado nombre a más de 160.000 niños. En Nampula, ciudad donde empezó el programa, muchas madres han tenido finalmente la oportunidad de inscribir a sus hijos gracias a la campaña que se lleva a cabo en las escuelas y que permite inscribir tardíamente a los niños de hasta 13 años. Se trata de una campaña que llega incluso a rincones remotos del país, gracias al trabajo de los activistas que sensibilizan e informan a las familias de las zonas más periféricas sobre la importancia de la inscripción en el registro civil, que es el primero de todos los derechos civiles y la base de un país democrático. El encuentro con las mujeres que en las maternidades estaban inscribiendo a los niños recién nacidos ha sido emocionante y ha mostrado el amor que SantEgidio tiene por Mozambique.

Un amor cuyo calibre se ha visto en las hermosas
asambleas con las Comunidades mozambiqueñas, ocasión para comprender nuevamente, en este 50 aniversario, al larga historia de amistad de Sant’Egidio con Mozambique. Desde la primera visita de Andrea Riccardi, Cristina Marazzi y Matteo Zuppi, en 1984, en un momento difícil para el país, hasta el proceso de paz o el trabajo de hoy, no solo con los programas DREAM (ve a la noticia de inauguración del nuevo centro de Zimpeto), Bravo, y el gran trabajo en tantas situaciones de pobreza, y también con el crecimiento de una generación que, como han demostrado los Jóvenes por la Paz, ha aprendido que gastar la vida por los demás da alegría, con el sueño grande de hacer crecer la paz y con el entusiasmo de cambiar el mundo. 
De norte a sur de Mozambique, estos encuentros han sido la oportunidad de que muchos –jóvenes o no– renueven su SÍ al Espíritu que sopla en la Comunidad y se abran a todos los desafíos que hay en las ciudades
.



Cristina Marazzi visita las Comunidades de Mozambique

Visita al programma BRAVO! in Mozambico
Beira: con i bambini della Scuola della Pace nel quartiere di Munhava
Beira: inaugurazione della Casa della Comunità di Sant'Egidio
L'accoglienza agli anziani nella casa della Comunità a Beira
Con la Comunità di Sant'Egidio di Nampula
Con la Comunità di Sant'Egidio di Nampula
Preghiera con la Comunità di Sant'Egidio a Maputo nella chiesa di Giovanni Paolo II
Visita al centro para criança a Maputo
Con la Comunità di Sant'Egidio a Maputo
Cristina Marazzi visita las Comunidades de Mozambique en ocasión del 50 aniversario de Sant’Egidio
Visita alla prigione di Nampula
Visita alla prigione di Nampula
L'accoglienza agli anziani nella casa della Comunità a Beira
L'accoglienza agli anziani nella casa della Comunità a Beira
Visita all'ufficio di BRAVO! a Maputo nell'Ospedale Centrale
Visita agli anziani a Nampula
Visita al centro para criança a Maputo
Visita al centro para criança a Maputo
Cristina Marazzi visita las Comunidades de Mozambique en ocasión del 50 aniversario de Sant’Egidio