news

Refugiats, Líbia: "Obrir un corredor humanitari europeu"

29 Abril 2019

corredores humanitarios

Les Esglésies protestants italianes i Sant'Egidio escriuen a Conte: "Nosaltres estem preparats. Que Itàlia encapçali la iniciativa"

Comparteix-Ho

Los presidentes de la Comunidad de Sant’Egidio, Marco Impagliazzo, y de la Federación de iglesias evangélicas de Italia, Luca Maria Negro, han escrito al Presidente del Consejo de Ministros, Giuseppe Conti, para adelantar la propuesta de un "corredor humanitario europeo" y declarar su disponibilidad para colaborar en su puesta en marcha basándose en la experiencia que han adquirido en Italia en los últimos tres años. La carta ha sido enviada también para ponerla en su conocimiento a la viceministra de Asuntos Exteriores y Cooperación, Emanuela Del Re, y al subsecretario de Interior Andrea Molteni. 

El mecanismo que proponen es similar al adoptado por los
"corredores humanitarios" que se están utilizando en base a un protocolo entre la Federación de Iglesias Evangélicas de Italia, la Comunidad de Sant’Egidio, la Mesa Valdense y los ministerios de Interior y de Exteriores, que se suscribió por primera vez en 2015 y se renovó en 2017. Gracias a aquel acuerdo, que prevé la expedición de "visados humanitarios" de conformidad con el art. 25 del Tratado de visados de Schengen, han llegado a Italia más de 1600 solicitantes de asilo, mayoritariamente sirios, provenientes del Líbano. Los ministerios competentes han suscrito un acuerdo similar con la Comunidad de Sant’Egidio y la Conferencia episcopal italiana para otro contingente de 500 refugiados provenientes de Etiopía. Siguiendo el modelo de la "buena práctica" aplicada en Italia, se han abierto otros corredores humanitarios en Francia, Bélgica y Andorra. En total, pues, han llegado a Europa un total de casi 2500 personas.

"Nuestra propuesta nace de esta experiencia sobre el terreno –explican Negro e Impagliazzo– y tiene como objetivo que lleguen a Europa 50.000 refugiados en dos años, repartidos entre los países que quieran dar forma concreta a sus compromisos internacionales en materia de asilo y derechos humanos. Italia debería encabezar este programa, abriendo otro corredor humanitario desde Libia, para al menos 2500 personas al año. Por nuestra parte –añaden los dos líderes religiosos– ya hemos establecido relaciones con Terres des Hommes y otras ONG que actúan en Libia para concretar este proyecto que surge de Italia pero se dirige a los países y a las instituciones europeas. Frente a las noticias que llegan desde Libia, con miles de refugiados expuestos no solo a chantajes, violencia y torturas sino también a la violencia de los enfrentamientos militares, no podemos quedarnos mirando. Con la fuerza que nos da las palabras de aliento del papa Francisco –las últimas, del pasado domingo–, de varias iglesias hermanas de Europa y del Consejo Ecuménico de las Iglesias, renovamos nuestra disponibilidad a actuar rápidamente para defender la vida, la integridad física y los derechos humanos de miles de refugiados que son rehenes de una violencia que cada día está más difundida y es más brutal".