news

Una firma para una vida: te pedimos ayuda para salvar a Randy Halprin. Su ejecución está fijada para el Día Mundial contra la Pena de Muerte, el 10 de octubre.

27 Septiembre 2019

Pena de muerte

Hay sospechas de discriminación étnico-religiosa en su sentencia

Compartir En

HAZ CLIC AQUÍ PARA MÁS INFORMACIÓN Y PARA ENVIAR EL LLAMAMIENTO

 La historia de Randy Halprin es como la de muchos jóvenes de Estados Unidos: tuvo una turbulenta vida juvenil, cometió un delito menor, entró en la cárcel y en 2000, junto con otros seis jóvenes, participó en una fuga y un atraco que provocó la muerte de un agente de policía. Los siete jóvenes se dieron a la fuga. Durante el tiroteo Randy huyó por miedo, no hizo ningún disparo, como demostraron posteriormente los exámenes balísticos.
Todos fueron condenados a muerte en virtud de una controvertida ley en vigor en Texas según la cual todos los participantes en un crimen que provoque víctimas deben ser ajusticiados, tanto si son autores materiales del disparo como si no lo son. Randy es de familia judía y fue condenado por un  juez que repetida y públicamente ha manifestado sus posturas racistas y antisemitas.

Hace 10 años Randy entró en el programa "Escribe a un condenado a muerte" de la Comunidad de Sant’Egidio y es amigo por carta de
Alessia y Arturo, que han escrito una larga carta:
"Randy nos abrió su corazón y empezamos a conocerle como 'persona' y en aquel mismo instante supimos que nunca lo abandonaríamos.Siempre hemos estado en contra de la pena de muerte y desde el inicio de nuestra experiencia quisimos saber más del tema leyendo libros y artículos, confirmando la idea de que la justicia que mata deja de ser justicia...
Pedimos para Randy un proceso justo e imparcial, que es un derecho constitucional también en EEUU, también en Texas.Randy tendría que responder por sus acciones. Se fugó de la cárcel y participó en un robo, pero ¡NO es un asesino! Desde 1974 está en vigor en Texas una ley (Law of Parties) según la cual los miembros de un grupo que comete un crimen son considerados todos culpables. Eso significa que si un miembro del grupo comete un homicidio, todos serán condenados por homicidio.En 2021 se replanteará el uso de la Law of Party porque es evidente que, si se aplica en casos de homicidio, supone un clamoroso desequilibrio de las penas y se convierte en una ley injusta. Ahora no podemos resignarnos a esta injusticia: si no actuamos a tiempo Randy podría morir por una ley que quizás cambiará por ser considerada injusta, él que nunca ha empuñado una arma.
Hay muchas pruebas que corroboran la inocencia de Randy, que no planificó ningún homicidio ni apretó el gatillo.
Además, cabe recordar que el
10 de octubre se celebra el Día mundial contra la pena de muerte. ¡Qué error sería matar a un hombre aquel día!
Gracias. Alessia y Arturo" 
(LEER TODO)

HAZ CLIC AQUÍ PARA MÁS INFORMACIÓN Y PARA ENVIAR EL LLAMAMIENTO