news

El corazón abierto a la oración para mover montañas de rechazo

1 Octubre 2016

Polonia
refugiadoscorredores humanitarios

Empieza hoy en Polonia la semana de oración por los refugiados. Se suman más de veinte ciudades, entre ellas Varsovia, Cracovia, Poznan y Gniezno.

Compartir En

"¿Cómo acogemos a los inmigrantes?", había preguntado el papa Francisco a los obispos polacos durante la visita a Polonia del pasado julio, en ocasión de la Jornada Mundial de la Juventud de Cracovia. "Cada uno debe pensar" cómo acoger, añadió el Papa, que invitó a todos a "tener el corazón abierto" y a rezar por los inmigrantes, porque "la oración mueve montañas".
La Comunidad de Sant'Egidio, junto a numerosas asociaciones (Caritas Polska, Deon, Przewodnik Katolicki, Tygodnik Powszechny, Wiez, Znak), escuchó aquella invitación y en los próximos días empezarán una Semana de oración por los refugiados.
Empieza esta tarde en Varsovia, con la vigilia de oración "Morir de esperanza", que estará presidida en la catedral de San Juan Bautista por el cardenal Kazimierz Nycz. También participará en la ceremonia una pareja de ancianos sirios, cristianos de Homs, Antoun y Nabiha, que llegaron a Polonia hace algunos meses y que fueron acogidos por una familia de la Comunidad de Sant'Egidio de Varsovia.
Mañana será el turno de Poznan, donde la oración "Morir de esperanza" estará presidida por el arzobispo Stanislaw Gadecki, presidente de la Conferencia episcopal polaca. La semana de oración por los refugiados terminará el próximo sábado con la vigilia de oración presidida por mons. Grzegorz Polak, primado de Polonia, en Gniezno.