news

Con el papa Francisco en el Espíritu de Asís para dar esperanza a un mundo desorientado por la pandemia. Palabras de Marco Impagliazzo que introducen el evento del 20 de octubre "Paz y Fraternidad"

17 Octubre 2020

#peaceispossiblefraternity2020

Compartir En

Marco Impagliazzo presenta el Encuentro de Oración por la Paz en el Espíritu de Asís "Nadie se salva solo. Paz y Fraternidad".

 «"Nadie se salva solo. Paz y fraternidad" es el título que hemos elegido este año para el Encuentro interreligioso por la paz en el Espíritu de Asís que, por la emergencia de covid-19, se celebrará en una sola sesión, una sola tarde, el martes 20 de octubre en Roma, en la colina del Campidoglio. Nos alegra que este Encuentro se pueda celebrar, porque hacían falta y hacen falta palabras de paz, palabras de esperanza, palabras que muestren un futuro para la humanidad tan trastocada por esta pandemia. Nos alegra que participe en el encuentro el papa Francisco junto a otros grandes e importantes representantes de las religiones mundiales.

Se puede activar la función de subtítulos de YouTube en español

Naturalmente, habrá un espacio para la oración, cada uno según su tradición, y luego un momento de discursos para oír y entender juntos qué tienen que decir las religiones y los mundos religiosos a la humanidad para encontrar un futuro después de la pandemia, para no desanimarse, para no quedar desorientados, tras estos meses tan duros, tan difíciles que también han provocado y están provocando una gran crisis económica y social que afecta a la vida de muchas personas y que nos ha empobrecido a todos. Por eso las palabras de la Oración por la paz son palabras importantes para este tiempo, que tendrán un gran significado –así lo espero– y que nos darán a todos más valentía no solo para hacer frente nosotros personalmente a esta crisis, sino también para dar esperanza a quien ha sufrido más duramente los embates de esta crisis. Lo seguiremos todo por las redes sociales porque seremos pocos los que participamos presencialmente, para respetar las reglas que se han impuesto en este periodo, pero nos abrazaremos todos virtualmente y escucharemos todos estas palabras que nos darán –creo y espero– mucha esperanza».