Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Sostiene la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma


Lectura de la Palabra de Dios

Aleluya, aleluya, aleluya.

Quien vive y cree en mí
no morirá jamas.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Génesis 27,1-5.15-29

Como hubiese envejecido Isaac, y no viese ya por tener debilitados sus ojos, llamó a Esaú, su hijo mayor: ¡Hijo mío!" El cual le respondió: "Aquí estoy." Mira, dijo, me he hecho viejo e ignoro el día de mi muerte. Así pues, toma tus saetas, tu aljaba y tu arco, sal al campo y me cazas alguna pieza. Luego me haces un guiso suculento, como a mí me gusta, y me lo traes para que lo coma, a fin de que mi alma te bendiga antes que me muera." - Ahora bien, Rebeca estaba escuchando la conversación de Isaac con su hijo Esaú. - Esaú se fue al campo a cazar alguna pieza para el padre, Después tomó Rebeca ropas de Esaú, su hijo mayor, las más preciosas que tenía en casa, y vistió a Jacob, su hijo pequeño. Luego, con las pieles de los cabritos le cubrió las manos y la parte lampiña del cuello, y puso el guiso y el pan que había hecho en las manos de su hijo Jacob. Este entró a donde su padre, y dijo: "¡Padre!" El respondió: "Aquí estoy; ¿quién eres, hijo?" Jacob dijo a su padre: "Soy tu primogénito Esaú. He hecho como dijiste, Anda, levántate, siéntate, y come de mi caza, para que me bendiga tu alma." Dice Isaac a su hijo: "¡Qué listo has andado en hallarla, hijo!" - Respondió: "Sí; es que Yahveh, tu Dios, me la puso delante." Dice Isaac a Jacob: "Acércate, que te palpe, hijo, a ver si realmente eres o no mi hijo Esaú." Acercóse Jacob a su padre Isaac, el cual le palpó y dijo: "La voz es la de Jacob, pero las manos son las manos de Esaú." Y no le reconoció, porque sus manos estaban velludas, como las de su hermano Esaú. Y se dispuso a bendecirle. Dijo, pues: "¿Eres tú realmente mi hijo Esaú?" Respondió: "El mismo." Dijo entonces: "acércamelo, que coma de la caza, hijo, para que te bendiga mi alma." Acercóle, y comió; le trajo también vino, y bebió. Dícele su padre Isaac: "Acércate y bésame, hijo." El se acercó y le besó, y al aspirar Isaac el aroma de sus ropas, le bendijo diciendo: "Mira, el aroma de mi hijo
como el aroma de un campo,
que ha bendecido Yahveh. ¡Pues que Dios te dé el rocío del cielo
y la grosura de la tierra,
mucho trigo y mosto! Sírvante pueblos,
adórente naciones,
sé señor de tus hermanos
y adórente los hijos de tu madre.
¡Quien te maldijere, maldito sea,
y quien te bendijere, sea bendito!"

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

Si tú crees, verás la gloria de Dios,
dice el Señor.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Isaac es viejo y quiere bendecir a su hijo Esaú, su primogénito. Rebeca no lo quiere, porque en su interior estaba disgustada por la decisión de Isaac de tomar por esposas a dos extranjeras. Es ella la que le sugiere a Jacob que sustituya a su hermano para sonsacar la bendición del padre. Esaú cazaba piezas en el campo con gran agilidad y lograba llevar a cabo todo cuanto emprendía, hasta que se convirtió en un conquistador que gobernaba a sus vecinos, mientras que Jacob era un hombre sencillo, una persona a la que le gustaba el reposo. Rebeca no parece tener en cuenta para nada la palabra Divina (que el mayor debería servir al menor). Esaú sintió odio hacia Jacob a causa de la bendición sonsacada con engaño y este se vio obligado a huir. Jacob prefería obtener la bendición y la herencia con todo tipo de engaños y tretas, antes que con la simple sumisión a Dios. No obstante, y a pesar de que la hubiera obtenido por medio de engaños, Dios no niega su bendición a Jacob. Jesús dirá en el Evangelio que los discípulos tienen que ser sencillos como las palomas y prudentes como las serpientes. No es fácil ser ambas cosas. Es aún más necesario ser de Dios, escuchar su voluntad, seguirlo, para ser realmente dignos de la bendición obtenida, aunque sea con ardides. Jacob y Rebeca saben obtenerla, aunque sea enojando al hermano. Dios se sirve de las debilidades humanas para actuar, de manera que incluso el más pequeño puede recibir su bendición.


04/07/2015
Vigilia del domingo


Agenda de la semana
DIC
4
Domingo 4 de diciembre
Liturgia del domingo
DIC
5
Lunes 5 de diciembre
Oración por los enfermos
DIC
6
Martes 6 de diciembre
Memoria de la Madre del Señor
DIC
7
Miércoles 7 de diciembre
Memoria de los santos y de los profetas
DIC
8
Jueves 8 de diciembre
Fiesta de la Inmaculada
DIC
9
Viernes 9 de diciembre
Memoria de Jesús crucificado
DIC
10
Sábado 10 de diciembre
Vigilia del domingo
DIC
11
Domingo 11 de diciembre
Liturgia del domingo

Per Natale, regala il Natale! Aiutaci a preparare un vero pranzo in famiglia per i nostri amici più poveri