news

Refugiados, Sant'Egidio: "No muros sino corredores"

4 Abril 2016

Marco Impagliazzocorredores humanitarios

El día en el que han empezado las repatriaciones a Grecia, Sant'Egidio y las Iglesias Evangélicas anuncian la llegada de otros 150 sirios de Líbano durante abril con los #corredoreshumanitarios

Compartir En

Esta tarde, invitados por los corresponsales de prensa extranjera, el presidente de la Comunidad de Sant'Egidio, Marco Impagliazzo, y el presidente de la Federación de Iglesias Evangélicas de Italia, Luca Maria Negro, han anunciado la llegada de otros 150 refugiados sirios de Líbano gracias al proyecto de los "corredores humanitarios". Llegarán al aeropuerto romano de Fiumicino con un vuelo regular, sin poner su vida en peligro viajando con barcas por el Mediterráneo, con visados en regla expedidos por el Estado italiano.

El anuncio se ha hecho en la sede de la Prensa Extranjera, ante numerosos periodistas de periódicos extranjeros destacados en Italia, precisamente el día en el que empiezan las repatriaciones en Grecia, según el acuerdo de la Unión Europea con Turquía. “Hoy – ha dicho Impagliazzo – es un día triste para Europa, que de este modo elude su responsabilidad ante los principios de acogida y de protección humanitaria para personas que huyen de conflictos y de la violencia. El proyecto de los corredores humanitarios demuestra lo contrario: en lugar de muros, de sufrimiento injustamente infligido a miles de personas que tienen derecho a ser acogidas porque están en peligro, ofrecemos la posibilidad de llegar a Italia de manera segura para ellos y para todos. Es una respuesta que defiende la humanidad y la eficacia porque abre una feliz colaboración entre instituciones y sociedad civil que facilita la integración y comporta al mismo tiempo ahorro para la sociedad”.

Por ahora los corredores humanitarios son totalmente autofinanciados. Se ha calculado que por cada refugiado la Comunidad de Sant’Egidio y las Iglesias evangélicas (gracias, entre otros, al ocho por mil de la Iglesia valdesa) gastan una media de 20 euros al día, es decir, menos que los 30 euros que desembolsa el Estado.
 
El proyecto funciona por el momento solo en Italia, pero su éxito –destacan los promotores– está abriendo el camino a que se replique en otros países europeos. Ya hay contactos con algunos países europeos como España, San Marino, Alemania y Francia.
 
Los corredores humanitarios, los primeros que se abren en Europa, se basan en algunos artículos del reglamento europeo que permiten expedir visados humanitarios, y se han puesto en marcha gracias a un acuerdo firmado con el Estado italiano (ministerio de Exteriores y del Interior). 
 

Qué son los corredores humanitarios

Cómo ayudar