news

Andrea Riccardi: Bari es un giro para las iglesias, unidas en el camino de la paz y de la solidaridad

7 Julio 2018

EcumenismoAndrea Riccardi

Compartir En

"Bari es un giro en la historia del ecumenismo", afirma Andrea Riccardi comentando el encuentro entre el papa Francisco y los líderes de las Iglesias de Oriente Medio recientemente concluido. "No han mantenido encuentros bilaterales o diálogos teológicos –continúa el fundador de la Comunidad de Sant’Egidio– sino casi un 'sínodo' entre el Papa y los líderes de las Iglesias de Oriente Medio ante una emergencia terrible (la guerra y sus distintos aspectos) y la desaparición de los cristianos de la región. Esta experiencia abre un nuevo camino que los cristianos pueden recorrer en Oriente Medio y en otras zonas del mundo: un ecumenismo solidario y sinodal. El drama de la guerra y de la miseria hace que los cristianos estén más unidos. El papa Francisco lo ha dicho claramente, y se ha puesto entre los demás, no por encima de los demás. El patriarca de Constantinopla Atenágoras decía: "Pueblos hermanos, Iglesias hermanas". La amistad entre los pueblos hace que las Iglesias trabajen más intensamente por la paz. En Bari hemos asistido a una oración por la paz, pero también a un grito de paz de los cristianos. El papa Francisco ha hecho fructificar las relaciones con los líderes de las Iglesias: el patriarca de Constantinopla Bartolomé, el patriarca copto Teodoro, el patriarca de Moscú Kiril y el patriarca siriaco Efrén". "Esta red de relaciones personales –concluye Riccardi– ha dado lugar a un acontecimiento realmente original y significativo, que ha tenido lugar justo el día en el que se recuerda la muerte de un padre del ecumenismo, el patriarca Atenágoras, que fue interlocutor de Pablo VI en Constantinopla en 1964".

 

Oración que ha leído Andrea Riccardi