CARLOS DE FOUCAULD

Mártires
Diálogo

Compartir En

El domingo 15 de mayo de 2022 se celebra la canonización de Carlos de Foucauld, el "hermano universal", que compartió la vida de los más periféricos en el desierto del Sáhara, con la confianza en el "Dios de lo imposible" que derriba todos los muros.

"Toda nuestra vida –escribía– debe ser una predicación del Evangelio hecha con el ejemplo, todo nuestro ser debe ser una predicación viva, un reflejo de Jesús. Quiero que todos los habitantes cristianos, musulmanes y judíos me consideren su hermano... el hermano universal. Empiezan a llamar 'fraternidad' a mi casa, y eso me produce ternura".


Su testimonio abrió nuevos horizontes espirituales entre cristianos y musulmanes y enlaza directamente con la encíclica "Fratelli Tutti".

Desde 2019, en la basílica de San Bartolomé, santuario de los nuevos mártires, se conserva un recuerdo del hermano Carlos de Jesús. Se trata de una paleta en cuyo mango tiene grabada el corazón y la cruz, símbolo de las Comunidades de los Hermanos y de las Hermanitas de Jesús.

Más información

Fue precisamente la Comunidad de las Hermanitas, la que quiso donar a la basílica de San Bartolomé dicha herramienta que el hermano Carlos utilizó para construir su última casa de Tamanrasset, en el Sáhara, donde daba acogida y hospitalidad a todo aquel que pasara por su pueblo en medio del desierto: cristianos, musulmanes y judíos.

Carlos de Foucauld nace en el seno de una familia de la nobleza francesa en Estrasburgo (Francia) el 15 de septiembre de 1858. Quedó huérfano con siete años y, junto con su hermana, fue criado por su abuelo, el coronel Charles de Morlet. Este lo inició en la carrera militar. Fueron años en los que se fu alejando de la fe.

Pero poco antes de los treinta años recobró la fe cuando, acompañado por su prima Marie de Bondy, conoció al abad Huvelin, párroco de la iglesia de San Agustín de París.

Con el paso del tiempo su vocación se hace cada vez más clara: seguir e imitar a Jesús en la vida de Nazaret. Vive primero 7 años en la Trapa, luego en Akbés (Siria) y a continuación con las clarisas, en Nazaret.

En 1901, con 43 años, es ordenado sacerdote y va al desierto argelino del Sáhara, primero a Beni Abbès y luego más al sur, a Tamanrasset, con los tuaregs del macizo montañés de Hoggar. Allí el hermano Carlos asume los rasgos del hermano universal, testimonio

Y precisamente allí, la noche del 1 de diciembre de 1916, Carlos de Foucauld fue asesinado a manos de una banda de saqueadores. Su martirio es la expresión de la vocación de una Iglesia que mira siempre más allá de su propio horizonte, que cree que no hay hada imposible para quien vive el Evangelio.

En el corazón del desierto, en Argelia, Carlos de Foucauld encontró el martirio a manos de una banda de asaltantes sanusíes el 1 de diciembre de 1916. Su testimonio, el hecho de que se fuera y se definiera como "hermano universal" en la remota África, entre los musulmanes, fue una fecunda semilla del Evangelio, un don de amor, un "sueño monástico" vivido en las periferias humanas y existenciales del mundo.
El recuerdo del hermano Carlos se hace ahora similar a una carta del hermano Christian de Chergé, también mártir en Argelia décadas después. Ambos fueron testigos de una presencia cristiana fraterna entre los musulmanes.

TESTIMONIOS

Testimonio del hermano Carlos de Jesús, de los apuntes que tomó en el retiro antes de su ordenación sacerdotal
"¿En qué consiste la preparación? En crecer en amor, en ciencia, en madurez. Para adquirir: más amor, observancia fiel de mi Regla; hacer en todo lo que es más perfecto, perfección de los actos cotidianos; sobre todo oración, humildad, amor por el prójimo;Sigue leyendo

Angelo Romano, rector del santuario de los Nuevos Mártires
"El testimonio del hermano Carlos es de un gran valor para todos nosotros. Es la historia de un hombre que, después de estar lejos de Dios durante años, descubre la dulzura de ser amado, la belleza del amor de Jesús hacia él, inmerecido, gratuito, sorprendente".Sigue leyendo

Carta de la hermanita Luigina, superiora de la casa de Tre Fontante
"En Argelia eras amigo del doctor Lhérisson, un médico militar francés. En Navidad lo habías invitado a la misa de medianoche, pero te dijo que no podía venir porque era protestante. Entonces fuiste a tu biblioteca a buscar una Biblia de edición protestante, que tenías entre tus libros y se la regalaste.
En aquel periodo, en la Iglesia católica no se hablaba muy bien de los protestantes, y tú, sacerdote católico, ¡tenías su Biblia!
Para ti el doctor Lhérisson era un amigo y un hermano.
También nosotras, discípulas tuyas, queremos amar con delicadeza para llegar al otro con respeto allí donde esté
En tu cuaderno anotas cuando un vecino musulmán muere y luego escribes: "fui a su funeral".
Tú, sacerdote católico, en 1914, participas en funerales de musulmanes!"Sigue leyendo


VÍDEO Oración por el beato hermano Carlos de Jesús

PARA SABER MÁS

El hermano Carlos, conferencia de Andrea Riccardi (inglés)

Noticias Italia News: "De Foucauld, un hermano universal"

San Bartolomé, Santuario de los Nuevos Mártires de los siglos XX y XXI

 

CARLOS DE FOUCAULD
CARLOS DE FOUCAULD
CARLOS DE FOUCAULD
CARLOS DE FOUCAULD