news

De Lesbos a Italia con los Corredores humanitarios: hoy han llegado 40 refugiados, entre ellos 13 niños

17 Mayo 2021

corredores humanitarios

El viaje ha sido posible gracias a un protocolo con el Gobierno italiano. Las familias serán acogidas en distintas regiones italianas con itinerarios de integración específicos

Compartir En

Esta mañana, a las 9.30, han llegado a Fiumicino, con los corredores humanitarios, cuarenta refugiados de la isla griega de Lesbos. Son de nueve nacionalidades (Afganistán y otros países africanos) e irán a vivir a varias regiones italianas siguiendo el modelo, ya probado, de los corredores humanitarios, que desde febrero de 2016 hasta hoy ha permitido que más de 3500 personas lleguen de manera segura, y a salvo de traficantes de personas, a Italia, Francia, Bélgica y Andorra.

La llegada de este último grupo –que forma parte de un protocolo firmado por la Comunidad de Sant’Egidio y el ministerio del Interior– ha sido posible gracias a la colaboración de las autoridades griegas y a la ayuda de la Comisión Europea. El objetivo es resolver la situación de una parte de refugiados (familias con niños, personas vulnerables y menores no acompañados) que están en la isla desde hace tiempo esperando un reasentamiento, con condiciones de vida que estos últimos meses se han endurecido a causa de la pandemia.


Todos con historias dolorosas a sus espaldas, huyendo de países donde hay guerras, violencia o situaciones insoportables, las familias de los cuarenta recién llegados –entre los que hay 13 menores– podrán finalmente mirar al futuro con esperanza gracias a un proyecto que es fruto de valiosas sinergias de la sociedad civil y que es autofinanciado. La hospitalidad difusa en nueve regiones italianas (Lacio, Lombardía, Liguria, Piamonte, Sicilia, Apulia, Molise, Friuli y Trentino-Alto Adige) viene de Sant'Egidio y de las Iglesias protestantes, de parroquias y asociaciones como la Comunidad Papa Juan XXIII. Se invitará a los adultos a asistir gratuitamente a cursos de italiano y los menores serán matriculados inmediatamente en las escuelas del país. De ese modo se abrirán itinerarios de integración para que lleguen a ser autónomos gracias a la paulatina inserción en el mercado laboral.