change language
usted está en: home - ecumenis...diálogo - encuentr...r la paz - cracovia 2009 cómo contactarnosnewsletterlink

Ayuda a la Comunidad

  

Mensaje de los jóvenes de Berlín a Europa: No more walls, no más muros

Manifestación organizada por los Jóvenes de Sant'Egidio en el barrio multiétnico de Neukölln por una sociedad de la convivencia

Un nuevo impulso de las Comunidades de Malaui para una cultura de la ternura con los pobres

Encuentro con Marco Impagliazzo en vistas del 50 aniversario de Sant'Egidio

Hoy han sido recibidos en Fiumicino 52 refugiados sirios más con los corredores humanitarios: "A partir de hoy sois nuevos italianos"

Entre ellos había muchos niños. Marco Impagliazzo: "Abrir resquicios en el inmovilismo de Europa"

República Centroafricana: se firma en Sant'Egidio un acuerdo de alto el fuego y una hoja de ruta hacia la paz

Morir de esperanza: oración en recuerdo de quien ha perdido la vida en los viajes hacia Europa

En ocasión del Día Mundial del Refugiado, Sant'Egidio celebra oraciones en Italia y en el resto de Europa para recordar a los emigrantes que pierden su vida en los viajes de la esperanza. LOS ACTOS
24/07/2017
Memoria de los pobres

La oración cada día


 
versión para imprimir
8 Septiembre 2009 18:45 | Plaza del Mercado

Intervención



Joshua DuBois


Director of White House Office of Faith-based and Neighborhood Partnerships

En este día tan importante creo que no hay reflexión más apropiada que la del Presidente Barack Obama, reflexión que hizo recientemente en Egipto, en el Cairo. Dijo:
“Todos nosotros compartimos este mundo sólo durante un breve periodo de tiempo. Debemos preguntarnos si queremos pasar ese tiempo centrándonos en lo que nos divide, o si queremos trabajar juntos en un esfuerzo para encontrar un terreno común, para preocuparnos todos juntos por el futuro que queremos construir para nuestros hijos, y para respetar la dignidad de todos los seres humanos.
Es más fácil empezar una guerra que ponerle fin. Es más fácil acusar a los demás que no mirar dentro de uno mismo. Es más fácil ver las diferencias que lo que tenemos en común. Pero tenemos que elegir el camino justo, no el más fácil.
Existe un mandamiento verdadero que es el corazón de todas las religiones: hacer a los demás lo que querríamos que los demás nos hicieran a nosotros.
Esta verdad trasciende las naciones y los pueblos, es un principio sin duda nuevo; no es negro ni blanco ni marrón. No es un principio cristiano, ni musulmán ni judío. Es un principio que se afianzó ya al inicio de la civilización, y que todavía late en el corazón de millones de personas en todo el mundo. Es la confianza en los demás, en el prójimo…
Nosotros tenemos la posibilidad de hacer el mundo que queremos, sólo si tenemos la valentía de partir de un nuevo inicio, recordando lo que está escrito.
El sagrado Corán nos dice: “¡Oh, humanidad! Te creamos hombre y mujer, y te distinguimos en naciones y tribus para que pudierais conoceros uno a otro".
El Talmud nos dice: “El objetivo de toda la Torá es el de fomentar la paz”.
La Sagrada Biblia nos dice: “Felices los que trabajan por la paz, porque serán llamados hijos de Dios”.
Todos los pueblos pueden vivir juntos en paz. Sabemos que esta es la voluntad de Dios. Ahora ese deberá ser nuestro compromiso en la tierra”.
Gracias, Sant’Egidio. Gracias, Cracovia. Que el Señor bendiga vuestro trabajo que transforma la vida.


Cracovia 2009

El saludo del papa Benedicto XVI en el Ángelus


{PROGRAMMA_BOX_PP}

Programa

Italiano - English - Polski


24/07/2017
Memoria de los pobres

La oración cada día