GENTE DE PAZ

IntegraciónMIGRANTES

Compartir En

Cuando conoció el mundo de los inmigrantes, la Comunidad percibió una gran demanda de amistad y de compartir valores de ciudadanía. Tras la muerte de Jerry Essan Masllo, un joven refugiado sudafricano asesinado en 1989 en Villa Literno, nació Gente de Paz, un lugar de agregación entre viejos y nuevos europeos que juntos forman una alianza para planear una nueva Europa y demostrar que vivir juntos es posible y hermoso, incluso ante un mundo globalizado y en crisis, donde cada vez más se habla de guerras y conflictos.
Gente de Paz reúne actualmente a personas de 120 nacionalidades distintas, alrededor de un proyecto de ciudadanía sólida y pacífica, que está plasmada en el Manifiesto. Emprender con valentía un itinerario de acogida e integración, de convivencia fecunda entre personas de lenguas y religiones diferentes, crea una cultura que cambia el clima humano y constituye una inversión en vistas a un futuro mejor para todos. De ese modo crece un tejido de relaciones, de encuentros, de experiencias compartidas; unos y otros celebran juntos sus fiestas religiosas, como la Pascua, la Navidad o el Ramadán, creando una costumbre de convivir basándose en el respeto y la solidaridad, y fomentando el conocimiento mutuo.
Los miembros de Gente de Paz trabajan activamente en primera persona para facilitar la integración de los recién llegados, y también ayudando a los ancianos y colaborando en la comida de Navidad, así como en la aportación voluntaria que dan a los centros de acogida para los pobres.