Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

Riccardi Andrea: revista de prensa

change language
usted está en: home - noticias cómo contactarnosnewsletterlink

Sostiene la Comunidad

  
8 Octubre 2008

Haití – Una carta desde la isla devastada por los ciclones, donde la Comunidad tiene un programa de adopciones a distancia

 
versión para imprimir

Desde hace más de cinco años, la Comunidad de Sant’Egidio ha puesto en marcha un programa de adopciones a distancia en Haití. Cerca de un centenar  de niños (y algunas docenas de ancianos) son así sostenidos en las necesidades de la vida cotidiana: principalmente la alimentación, la atención de la salud y la inscripción escolar. 

Hace pocos días hemos recibido de nuestro referente local, esta dramática carta que da testimonio de la gravedad de la situación actual del país.

"En este período se han abatido sobre Haití muchos ciclones, cada uno con su carga de muerte y devastación. Hay centenares de víctimas. Los cultivos han sido destruidos y la mayoría del ganado se ha dispersado.
Los ciclones han iniciado a descargar su ira sobretodo en el norte de Haití y en una ciudad costera del Sur, Les Cayes. La ciudad de Gonaive (casi destruida ya hace 2-3 años por otro ciclón) ha sido la más afectada, junto a muchas localidades de la zona de Artibonite. Durante mucho tiempo Gonaive ha quedado literalmente inaccesible por tierra y casi inundada por 3-4 metros de agua. Se han producido muchas víctimas.

Los ciclones han descargado también su rabia sobre la capital, con fuertes vientos que han arrancado árboles y postes de luz, y destruido muchas barracas en los numerosos barrios de chabolas. Muchas zonas pobres cercanas al mar se han inundado. Muchas personas han perdido sus casas y toda fuente de sustento.

No tengo palabras para describir mi preocupación. No parece que haya paz o aliento para este país. Cada año hay acontecimientos que no hacen más que empeorar la situación y cuando se piensa que peor no podría ir, que ya se ha tocado fondo, sucede algo peor que extiende “el fondo del fondo”.
 
La difícil situación de la economía mundial ya había puesto aun más en crisis el país, provocando una crisis política en abril. Recientemente ha sido nombrado el nuevo Primer Ministro que tiene ahora la tarea sobrehumana de guiar el país en esta nueva situación de emergencia causada por los ciclones, además de los problemas de “administración ordinaria”, como el desempleo, la situación de la sanidad, la economía, la falta de infraestructuras, la apertura de las escuelas, etc…
 
Los precios no paran de subir y la población sigue sufriendo aún más. En el futuro la vida será aún más difícil. Los ciclones han destruido los cultivos de arroz, plátanos, patatas y otros y miles de cabezas de ganado mantenidas por las familias de la provincia se han perdido: esto aumentará aún el flujo de personas pobres hacia los barrios de chabolas de la ciudad.


Hay una canción que a menudo oímos en la radio aquí, una suave y melancólica canción que dice “…pedimos sólo un poco de respiro, para que Haití pueda continuar viviendo… pedimos sólo un poco de respiro…”

 
Estamos a punto para empezar un nuevo año escolar con todas nuestras energías: hemos conseguido nuevos bancos, el resto han sido reparados, hemos preparado las listas de las nuevas aulas, más de 50 niños han sido inscritos, hemos renovado el patio y la cocina y repintado la escuela. Las clases tenían que empezar el uno de septiembre, pero el inicio ha sido aplazado a una fecha posterior.

Queridos amigos, siento que esta carta ofrezca una visión caótica y sufriente de la situación pero lamentablemente es la realidad de aquí. Estamos en una situación de emergencia y hay necesidad de alimentos para distribuir a todos los niños, a sus familias y al comedor escolar. Muchas de las familias de nuestros niños se encuentran en una situación trágica. Sus padres han perdido el trabajo, las humildes casas están en condiciones terribles. Muchos sufren el hambre real y verdadera.

Hay también una situación difícil para los médicos, que tienen que hacer frente a la emergencia sanitaria causada por los ciclones.

Os saludo afectuosamente, enviando un abrazo a todas las familias que nos sostienen. Os agradezco mucho por todo lo que estáis haciendo por nosotros, y os pido, si es posible, de ayudarnos aún más en este periodo tan complicado para Haití. Gracias, gracias y hasta pronto. "

Maurizio Barcaro


 LEA TAMBIÉN
• NOTICIAS
6 Diciembre 2016

Por Navidad ayuda a una madre para que nazca un niño sano: ¡regala un apadrinamiento!

IT | ES
20 Noviembre 2016

Día Universal del Niño: Sant'Egidio, con los niños

IT | ES | DE | PT | HU
29 Septiembre 2016

Paz en Colombia: la esperanza de los apadrinados

IT | ES | DE
18 Julio 2016
CATIÓ, GUINEA-BISSAU

Con los apadrinamientos, la escuela de São Bento crece con sus alumnos

IT | ES | DE | FR | PT
16 Diciembre 2015

¡Este año, por Navidad, apadrina a un niño de Mozambique! #mercychristmas

IT | ES
18 Marzo 2015
SLOVYANSK, UCRANIA

Adopciones a distancia: reabre en Sloviansk el centro para niños y refugiados de la guerra de Ucrania oriental

IT | EN | ES | DE | FR | PT | UK
todas las noticias
• PRENSA
11 Noviembre 2014
Regió7

La comunitat de Sant Egidi comença a recollir joguines

1 Julio 2014
L'Osservatore Romano

Risposte da dare

24 Mayo 2014
Il Piccolo

Comunità di Sant'Egidio 25 anni di impegno in aiuto ai più deboli

19 Febrero 2014
Famiglia_Cristiana.it

Fuori dall'ombra con Sant'Egidio

5 Enero 2014
La Stampa.it

Ecco chi resiste alla fuga dalle scuole

18 Diciembre 2013
Corriere della Sera

Buonissimo Natale a tutti quanti

todos los comunicados de prensa
• DOCUMENTOS
Comunità di Sant'Egidio

La mensa per i poveri di Via Dandolo

Saluto del Presidente Mario Monti

Bambini e ragazzi di origine straniera per una legge sulla cittadinanza nell’interesse del Paese

todos los documentos
• LIBROS

Keerpunt





Lannoo Uitgeverij N.V
todos los libros

FOTOS

182 visitas

167 visitas

199 visitas

170 visitas

202 visitas
todos los medios de comunicación afines

Per Natale, regala il Natale! Aiutaci a preparare un vero pranzo in famiglia per i nostri amici più poveri