Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

Riccardi Andrea: revista de prensa

change language
usted está en: home - noticias cómo contactarnosnewsletterlink

Sostiene la Comunidad

  
13 Abril 2012 | BEIRA, MOZAMBIQUE

Una oración para poner fin a la práctica de los linchamientos

En Beira más de 500 personas piden paz y reconciliación para la ciudad

 
versión para imprimir

La chiesa gremita da più di 500 personeAyer en Beira, en la parroquia del barrio de Munhava, se celebró una oración por la paz y la reconciliación para poner fin a los linchamientos y a todo tipo de violencia. El acto contó con la presencia del obispo (administrador apostólico de la ciudad), monseñor João Carlos Nunes, y de unas 500 personas.

En la ciudad de Beira los linchamientos, por desgracia, son muy habituales: no hay más que gritar “¡al ladrón, al ladrón!” indicando a alguien para que este sea apresado por la gente, envuelto en telas y quemado. La gente de alrededor, a menudo niños y jóvenes, mientras tanto gritan: “¡quemadlo, quemadlo!”. Muchas veces se utiliza este sistema para vengarse de alguien y muchos de los que son quemados no han cometido robo alguno.

La lettura dell'appello di pace e riconciliazione promosso dalla Comunità di Sant'EgidioEl último linchamiento se produjo el día uno de abril, domingo de Ramos. Miguel, un joven de unos 30 años, sin haber cometido ningún crimen fue acusado de robar y rápidamente la gente lo rodeó. Intentó ganarse la libertad regalando su teléfono móvil y el poco dinero que llevaba encima, pero fue inútil.

Lo apalearon hasta que perdió el conocimiento y luego lo llevaron a un lugar del barrio donde “normalmente” son ejecutados los supuestos ladrones. Allí lo quemaron.

La Comunidad de Sant’Egidio de Beira quedó conmocionada por aquel bárbaro acontecimiento, justo al inicio de la Semana Santa, y reaccionó, comparándolo a la Pasión de Jesús, primero condenando el linchamiento con un comunicado de prensa, y luego convocando una oración pública.

Vengono bruciate nel bracere le richieste di perdono per le complicità con gli atti di violenzaDurante la oración se oyeron fuertes palabras de condena hacia los actos de violencia y los linchamientos. El obispo, Monseñor  João Carlos, tras agradecer a la Comunidad por haber convocado la oración, en su homilía afirmó claramente que quien asiste a un linchamiento, aunque no haga nada, comete pecado y no es digno de acercarse a la eucaristía. Por eso pidió a los presentes que escribieran en una hoja una petición de perdón por las ocasiones en las que habían sido cómplices o indiferentes ante el linchamiento o la violencia.

Las hojas de papel fueron puestas en un brasero, donde fueron quemadas como signo de purificación. El obispo recordó las palabras de monseñor Romero, cuando en el altar pedía que se detuviera la violencia, las muertes, para decir que aquel “basta” debe repetirse para detener los linchamientos. También la Comunidad, en su intervención, recordó el “Basta” de Jesús durante su arresto, para parar las espadas, para decir basta a la violencia de los linchamientos. La Comunidad, a continuación, comparó el lugar del barrio de Muchava, donde ya 4 personas han sido linchadas y quemadas, con un nuevo Gólgota y propuso plantar en aquel lugar una cruz, para recordar a aquellos que allí murieron y para evitar que otros sean linchados y quemados. Al finalizar la oración se firmó un llamamiento que pide el fin de la práctica bárbara de los linchamientosUn momento di commozione durante l'abbraccio di pace.

Los habitantes del barrio que participaron en la oración dieron las gracias a la Comunidad porque finalmente Muchava ya no se citará solo por los linchamientos, sino también por un acto hermoso y significativo como la oración por la paz y la reconciliación que acababa de celebrarse.

 

 

Anche il Vescovo Nunes firma l'appello di pace


 LEA TAMBIÉN
• NOTICIAS
20 Noviembre 2016

Día Universal del Niño: Sant'Egidio, con los niños

IT | ES | DE | PT | HU
18 Noviembre 2016
MANAGUA, NICARAGUA

En Managua, ancianos y jóvenes pasan juntos por la Puerta Santa

IT | ES | DE | CA
16 Noviembre 2016
BEIRA, MOZAMBIQUE

El Jubileo de la Misericordia en la periferia africana: la oración de Sant'Egidio con los ancianos de Nhangau

IT | ES | DE | PT
1 Noviembre 2016
BARCELONA, ESPAÑA

Un puente para integrar: Nuevo curso de la escuela de cultura e idiomas

IT | ES
18 Octubre 2016
LIMA DISTRITO, PERÚ

El Jubileo de la Misericordia con los ancianos y los sintecho de Lima

IT | ES
11 Septiembre 2016

Jubileo de la Misericordia con más de 500 niños de Pemba (Mozambique)

IT | ES | DE | FR | PT
todas las noticias
• PRENSA
5 Diciembre 2016
Corriere della Sera

La chiave sotto una campana di vetro. Misteriose opere di artisti disabili

3 Diciembre 2016
Avvenire

Corridoi umanitari, quota 500 Arrivano da Homs e Aleppo

1 Diciembre 2016
Il Piccolo

«Chi chiede l'elemosina è vittima di pregiudizi»

22 Noviembre 2016
Giornale di Sicilia

«In difficoltà soprattutto gli anziani che per anni hanno aiutato figli e nipoti»

6 Noviembre 2016
Würzburger katholisches Sonntagsblatt

Von Gott berührt

31 Octubre 2016
La Nazione

Giubileo degli anziani e festa di Sant'Abramo in Santissima Annunziata a Firenze

todos los comunicados de prensa
• EVENTOS
17 Noviembre 2016 | ROMA, ITALIA

Caregiver: consegna dei diplomi del corso promosso da ASL Roma1 e Sant'Egidio

Todas las reuniones de oración por la paz
• DOCUMENTOS

La Comunità di Sant'Egidio e i poveri in Liguria - report 2015

Corso di Alta Formazione professionale per Mediatori europei per l’intercultura e la coesione sociale

Sintesi, Rapporti, Numeri e dati sulle persone senza dimora a Roma nel 2015

Le persone senza dimora a Roma

La povertà in Italia

Alcune storie raccolte al telefono della Comunità di Sant’Egidio - 2014

todos los documentos
• LIBROS

Le città vogliono vivere





Giuliano Ladolfi Editore

La fuerza de los años





Ediciones Sígueme
todos los libros

FOTOS

155 visitas

156 visitas

158 visitas
todos los medios de comunicación afines

Per Natale, regala il Natale! Aiutaci a preparare un vero pranzo in famiglia per i nostri amici più poveri