Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

Riccardi Andrea: revista de prensa

change language
usted está en: home - noticias cómo contactarnosnewsletterlink

Sostiene la Comunidad

  
10 Marzo 2014

LAS PALABRAS DEL PAPA FRANCISCO

El ayuno más difícil es el ayuno de la bondad, del que es capaz el Buen Samaritano, que se inclina sobre el hombre herido

 
versión para imprimir

Recibir del Señor el amor de un Padre, recibir del Señor la identidad de un pueblo y luego transformarla en una ética es rechazar aquel don de amor. Esta gente hipócrita son personas buenas, hacen todo aquello que se debe hacer. ¡Parecen buenas! Son éticos, pero éticos sin bondad, porque ¡han perdido el sentido de pertenencia a un pueblo! El Señor da la salvación al interior de un pueblo, en la pertenencia a un pueblo”.

Sin embargo, ya el Profeta Isaías había descrito con claridad cuál era el ayuno según la visión de Dios: “Soltar las cadenas injustas”, “dejar en libertad a los oprimidos”, pero también “compartir tu pan con el hambriento y albergar a los pobres sin techo”, “cubrir al que veas desnudo”.
¡Aquél es el ayuno que quiere el Señor! Ayuno que se preocupa por la vida del hermano, que no se avergüenza -lo dice el mismo Isaías- de la carne del hermano. Nuestra perfección, nuestra santidad va delante con nuestro pueblo, en el cual hemos sido elegidos e insertados. Nuestro acto de santidad más grande está precisamente en la carne del hermano y en la carne de Jesucristo. El acto de santidad de hoy, nuestro, aquí, en el altar, no es un ayuno hipócrita: ¡es no avergonzarse de la carne de Cristo que hoy viene aquí! Es el misterio del Cuerpo y de la Sangre de Cristo. Es ir a compartir el pan con el hambriento, a curar a los enfermos, los ancianos, aquellos que no pueden darnos nada a cambio: ¡no avergonzarse de la carne, es eso!”.

Esto significa que el ““ayuno más difícil”, afirmó el Obispo de Roma, es “el ayuno de la bondad”. Es el ayuno del que es capaz el Buen Samaritano, que se inclina sobre el hombre herido, y no es aquel del sacerdote, que mira al mismo desventurado pero sigue adelante, quizás por miedo de contaminarse. Y entonces, concluyó, “ésta es hoy la propuesta de la Iglesia: ¿me avergüenzo de la carne de mi hermano, de mi hermana?”

Homilía en Santa Marta, 7 de marzo de 2014


 LEA TAMBIÉN
• NOTICIAS
21 Noviembre 2016

Sería oportuno que cada comunidad, en un domingo del Año litúrgico, renovase su compromiso en favor de la difusión, conocimiento y profundización de la Sagrada Escritura: un domingo dedicado enteramente a la Palabra de Dios

IT | EN | ES | DE | FR | PT
17 Noviembre 2016

Los pobres enseñan solidaridad al mundo! Cuando hay mucha riqueza uno se olvida de ser solidario

IT | ES | FR | PT
7 Noviembre 2016

Donde se responde a la violencia con el perdón, allí también el amor que derrota toda forma de mal puede conquistar el corazón de quien se ha equivocado.

IT | EN | ES | DE | FR | PT
21 Octubre 2016

Siempre hay alguien que tiene hambre y sed y me necesita. No lo puedo delegar a alguien.

IT | EN | ES | DE | FR | PT | HU
20 Septiembre 2016

No nos cansamos de repetir que nunca se puede usar el nombre de Dios para justificar la violencia. Sólo la paz es santa. Sólo la paz es santa, y no la guerra.

IT | ES | FR | PT
19 Septiembre 2016

Hoy más que nunca tenemos necesidad de paz en esta guerra que existe en todas las partes del mundo.

IT | EN | ES | DE | FR | PT
todas las noticias
• PRENSA
31 Octubre 2015
La Repubblica

Papa Francesco, Romero martire due volte: "Dopo la sua morte per mano dei vescovi"

28 Julio 2014
Il Mattino

Riccardi: svolta storica, la preghiera può unirci

4 Septiembre 2013
L'Osservatore Romano

Associazioni e movimenti laicali in vista della giornata di digiuno e orazione

3 Septiembre 2013
L'Eco di Bergamo

«Papa Francesco così ha spiazzato tutte le diplomazie»

22 Agosto 2013
Famiglia Cristiana

La via aperta da Francesco al dialogo tra le religioni

todos los comunicados de prensa

Per Natale, regala il Natale! Aiutaci a preparare un vero pranzo in famiglia per i nostri amici più poveri